'Marcados' por sicarios

En cinco años tres hermanos fueron acribillados a balazos por sicarios a sueldo. El primer asesinado fue el expresidente del club deportivo León de Huánuco, Nelson Neira Jaimes, en el 2009. En el 2011, Wilder Neira Jaimes y el lunes asesinaron a Rivelino Neira Jaimes. Según la Policía, el finado Nelson Neira, apodado 'Runa Mula' era cabecilla de una de las doce firmas de narcotraficantes que operan en el Huallaga.
'Marcados' por sicarios

'Marcados' por sicarios

22 de Octubre del 2014 - 16:42 » Textos: ALICIA FRETEL

En cinco años tres hermanos fueron acribillados a balazos por sicarios a sueldo. El primer asesinado fue el expresidente del club deportivo León de Huánuco, Nelson Neira Jaimes, ocurrido el 9 de enero de 2009.

En esa ocasión, dos sicarios a bordo de una motocicleta dispararon a quemarropa cuando Nelson cerraba la puerta de su local ubicado en la cuadra cinco del jirón San Martín. Herido fue llevado al EsSalud de Huánuco, donde falleció por la gravedad de sus lesiones.

Al año y un mes, en una bodega de la plaza mayor del distrito de Singa, provincia de Huamalíes, fue asesinado de ocho disparos Wilder Rhodens Neira Jaimes. Las balas también alcanzaron al secretario municipal, Emerson Luna Soto.

Uno de los autores materiales fue el agente antidrogas de la Policía Nacional del Perú, José Luis Ibarra Gabriel sentenciado a 30 años de cárcel por el homicidio del regidor y trabajador municipal. Su cómplice Humberto Zevallos Beteta fue condenado a 24 años, tras acogerse al beneficio de terminación anticipada.

El lunes, Rivelino Neira Jaimes fue acribillado por dos sicarios. La modalidad empleada por los asesinos a sueldo fue el mismo que utilizaron para ultimar al expresidente del León de Huánuco.

Para la Policía, el móvil del triple crimen ocurrido en menos de cinco años es el ajuste de cuentas por narcotráfico, porque Nelson Neira Jaimes apodado 'Runa mula' fue considerado por la Dirección Antidrogas como cabecilla de una de las doce firmas del narcotráfico que operan en el Huallaga.

Incómodos por la presencia de la prensa, los familiares dijeron desconocer las razones del por qué mataron a Rivelino.

Pedro Neira Soto, pidió a la Policía investigar el crimen de su hijo, que en vida estaba dedicado al transporte. "Es doloroso perder a un hijo más, pido que investiguen porque no es justo que digan que es un ajuste de cuentas", dijo.

Jaime Antezana especialista en temas de narcotráfico en comunicación telefónica con una radio local, declaró que la muerte de Rivelino Neira Jaimes no es un crimen cualquiera, el asesinato a Rivelino es un ajuste de cuenta por narcotráfico.