MML denuncia que Ejecutivo no transfiere recursos para enfrentar fenómeno El Niño

​La Municipalidad de Lima denunció que hasta el momento el Gobierno Central no ha realizado la transferencia de recursos adicionales para enfrentar las acciones de prevención ante el fenómeno El Niño en las cuencas de los ríos Chillón, Lurín y Rímac.
MML denuncia que Ejecutivo no transfiere recursos para enfrentar fenómeno El Niño

MML denuncia que Ejecutivo no transfiere recursos para enfrentar fenómeno El Niño

04 de Septiembre del 2015 - 14:11 » Textos: Redacción Multimedia

La Municipalidad de Lima denunció que hasta ahora el Gobierno Central no ha realizado la transferencia de recursos adicionales para enfrentar las acciones de prevención ante el fenómeno El Niño en las cuencas de los ríos Chillón, Lurín y Rímac.

Esta mañana la comuna de Lima inició las labores de limpieza y descolmatación de las cuencas del río Chillón.

El gerente del Programa del Gobierno Regional de Lima Metropolitana, Jaime Alva, advirtió que desde enero último solicitaron un presupuesto adicional al Ministerio de Economía y Finanzas sin obtener respuesta.

La Región Lima Metropolitana no ha recibido recursos adicionales para realizar labores de prevención. Lo estamos haciendo con lo poco que tenemos, porque no vamos a esperar que la burocracia responda ante un hecho evidente de necesidad pública”, precisó.

Indicó que la Región Lima Metropolitana ocupa el último lugar en el ranking de transferencia de recursos del Gobierno Nacional a las regiones, mientras que el penúltimo lugar ha recibido 10 veces más que la capital.

Se requiere -precisó- de 450 millones de soles para trabajar de forma inmediata en las cuencas de los tres ríos que tiene Lima.

En tanto, el subgerente de Defensa Civil de Lima, José Fernández, estimó que al menos tres millones de personas resultarán afectadas y 900 mil viviendas se verán comprometidas por la llegada del fenómeno El Niño.

Por otro lado, la Municipalidad de Lima continúa con la limpieza y retiro de 72 mil toneladas de piedras y residuos sólidos que yacen en los ríos Lurín, Huaycoloro (San Juan de Lurigancho-Chosica) y Quebrada Seca (San Bartolo), con el objetivo de proteger las estructuras de sus puentes.