Tradición que se lleva el tiempo

La Lucha guarda la tradición y sabor arequipeño. 1000 guaguas vende diariamente.

02 de Noviembre del 2013 - 10:09 » Textos: Roy Cobarrubia

Hace más de 120 años el compadrazgo, los bautizos y el horneado de guaguas en Arequipa era una tradición, hoy es una costumbre que se va perdiendo.

Según cuenta la señora Gaby Ramos de Núñez, con 70 años de edad, Arequipa hace 50 años llevaba a cabo por estas fechas el bautizo de las guaguas entre familiares y amigos.

"Si uno quería ser compadre de alguien compraba la guagua y la bautizaba en familia. Si era una niña se llamaba: "Emperatriz". Y si era un niño se llamaba: "Jacinto".

En la actualidad la venta aún se mantiene en muchas panaderías de la ciudad. La Lucha, una de las más antiguas, conserva aún la tradición de la preparación de pan en hornos a ccapo.

"Nosotros aún mantenemos la tradición, hay muchas panaderías que han cambiado la producción y preparación de pan mediante procedimientos artificiales, nosotros no", declara la administradora de la panadería "La Lucha", Saida Benavente Zevallos.

Aunque aún no se sabe con exactitud la procedencia de la costumbre, se presume que llegó de España con otra denominación para más tarde convertirse en guaguas, que en quechua significa bebé o infante.

Diariamente en el mes de noviembre en la panadería La Lucha se hornea 1000 guaguas que son vendidas al público desde S/.1.10 hasta S/.50. La variedad y el color ha ido variando a través de los años. En la actualidad se vende la más grande para bautizos y está rellena y revestida con chantillí.