Con falso anuncio de trabajo estafan a 100 jóvenes

'Empresa' los recluta para trabajo en centro comercial. Incautos habrían dado examen para lograr un contrato estable
Con falso anuncio de trabajo estafan a 100 jóvenes

Con falso anuncio de trabajo estafan a 100 jóvenes

22 de Octubre del 2014 - 03:29 » Textos: Herson Alcantara

Le ofrecieron ganar 1500 soles mensuales trabajando en un centro comercial que pronto abrirá sus puertas en Huancayo, pero en realidad los hacían vender jabones y cepillos de puerta en puerta. Más de 100 jóvenes se salvaron de ser estafados.

modalidad. Los estafadores publicaron un anuncio en el periódico y ofrecían un buen sueldo, que trabajarían en una de las mayores cadenas a nivel nacional. Ello los motivó a coger el teléfono y llamar al número. Ayer al mediodía, más de 100 incautos jóvenes asistieron hasta la Calle Real N° 1091 en Huancayo, ahí funcionaría la empresa reclutadora de personal "DS-Max Perú" y también ahí sería su primera cita laboral. Dejaron sus curriculums vitaes, rellenaron exámenes y hasta pasaron entrevista con la ilusión de ser contratados. En realidad no iban a laborar en el reconocido centro comercial, sino serían enviados a las calles a ofrecer y vender productos de aseo personal, al parecer bambas, de puerta en puerta.

DENUNCIA. Alertado por el anuncio, Juan Carlos Alejo, representante del próximo centro comercial en la ciudad, denunció el hecho ante policías de Seguridad del Estado y juntos, en compañía de la fiscal de turno, llegaron hasta la oficina de "DS-Max Perú". Ahí se hallaban los expedientes de los ingenuos postulantes. Iris Palomino (24) y Regulio Marin (24), encargados de la supuesta selección de personal, fueron intervenidos por efectivos del Grupo Terna de la PNP y la II Fiscalía Penal de Prevención del Delito de Huancayo. Ahora son investigados por estafa.

Durante la intervención policial, llegaron al lugar otros cinco jóvenes que dijeron haber acudido motivados por el buen sueldo. Otros cuantos llamaban al celular para solicitar una entrevista. Se salvaron de una gran mentira.