Camila Cantuarias: “No quería que los niños con cáncer quedaran como una estadística más”

La escritora tiene como propósito crear nexos para ayudar a pacientes que libran una batalla contra el cáncer
Camila Cantuarias: “No quería que los niños con cáncer quedaran como una estadística más”

Camila Cantuarias: “No quería que los niños con cáncer quedaran como una estadística más”

19 de Septiembre del 2018 - 11:03 » Textos: Una entrevista de Liliana Caysahuana » Fotos: Joel Alonzo

En el 2014, Camila Cantuarias se encontraba en una de las habitaciones del Instituto Nacional de Enfermedades Neoplásicas (INEN) escuchando, quizá sin intención, las palabras de un paciente que llevaba tiempo internado en ese sanatorio. “Lo único que quiero es vivir para ver crecer a mi hija”, dijo aquel hombre. Ese fue el primer contacto directo que la periodista tuvo con un paciente de cáncer, el cual sería el hilo que posteriormente la conduciría a relatar su experiencia con los más pequeños del área de oncología del INEN en Los niños del séptimo piso.

¿Cómo surge la idea de escribir tu primer texto literario?

Yo decido escribir un libro por un curso de la universidad llamado Periodismo Literario. En este nos pidieron escribir sobre un tema que nos apasione, uno del que tuviéramos fuentes y fuera relevante, y de lo que tuviéramos algo que decir. Decidí, entonces, hablar de la historia de los niños que conocí en el Neoplásicas gracias a la asociación Donante Pendiente.

¿Y cómo es que te animas a publicarlo?

Después de presentarlo para el curso, hice algunas impresiones, pero no había considerado sacarlo con una editorial; sin embargo mi jefa de Donante Pendiente me propuso imprimir el libro y con ello recaudar fondos para la asociación, ayuda a los niños, etc. Y me pareció una buena idea.

¿Qué tan difícil es abordar el tema del cáncer en niños sin que toque fibra?

No hay mucha gente que quiera tocar el tema debido a lo duro que es esa realidad. Incluso he omitido varios datos que hubieran hecho más fuerte la lectura, porque no sé hasta qué punto la gente querría leer algo tan delicado.

¿Aun así crees que tu obra es apta para todos?

Me ha pasado que las personas me dicen que sus hijos pequeños quieren leerlo. Yo lo veo más para adolescentes.

¿Cuál es tu mayor objetivo al escribir Los niños del séptimo piso?

Lo que yo quiero es generar conciencia sobre la salud pública en nuestro país y, a la vez, que las personas quieran apoyar, que la gente se solidarice y que no solo digan “qué bonita historia”, sino que también quieran sumarse a luchar con los pacientes. Además, yo no quería que los niños con cáncer quedaran como una estadística más, como un número más. Yo quiero que vivan para siempre, que los conozcan como yo los conocí, que se enamoren de las sonrisas que tenían, que se imaginen cómo eran cuando estaban sanos.

¿Cuántas historias conociste en el INEN?

He tenido más de 20 casos y me hubiera encantado escribir sobre todos, pero uno debe seleccionar, y eso va a depender de muchos factores que escapan de mis manos.

¿Qué crees que sea lo que más necesiten los pacientes?

Puedes donar cabello, ropa, dinero, si quieres; pero yo creo que lo más grande que le puedes dar a una persona es tu tiempo y querer involucrarte con él o ella. Eso es lo más bonito que puedes hacer por alguien.

Con respecto a la donación de sangre, ¿ves personas interesadas en apoyar?

El Perú es el último país de Latinoamérica que dona sangre. Solamente donamos el 0.5%, que es igual a nada.

¿A qué se debe?

Existen diversos tabúes sobre la donación en el país: que vas a engordar, que te puedes enfermar de sida, que si tienes tatuajes no puedes donar nunca. Aunque hay campañas de concientización, los resultados son mínimos. Yo diría que no hay que ese esperar que le afecte a un miembro de la familia para que uno sea más humano.

¿Es tu libro un reclamo hacia las autoridades?

No he pensado en hacerlo con ese fin, pero si algún político lo lee y quiere hacer una diferencia en el país, sería increíble. Igual creo que el cambio debe venir de parte de todos los peruanos, no solo de las autoridades públicas. Desde los más jóvenes hasta los más adultos. Sería interesante, claro, pero me gustaría también que los civiles se interesen en el tema.

¿Cómo se puede contribuir con Donante Pendiente? 

Pueden escribir a la página en redes sociales. Si tienes un caso y no sabes a quién acudir, también puedes hacerlo.

Perfil

Camila Cantuarias es community manager de Donante Pendiente. Estudió Periodismo en la UPC y actualmente se encuentra realizando un diplomado en Relaciones Comunitarias en ESAN.

Desayunos de Correo

Lo más leído