Clara Elvira Ospina: “Tengo la ventaja de poder leer en cualquier parte”

La lectura como cualquier otra actividad se enseña con el ejemplo, indica la conductora de Tiempo de leer

12 de Abril del 2017 - 10:53 » Textos: Fiorella T. Cortez » Fotos: César Bueno

En un mundo donde el entretenimiento se encuentra a la velocidad de un clic, un microprograma televisivo de tan solo tres minutos puede mostrar el universo de un libro. Esta labor recae en la conductora de Tiempo de leer y directora de prensa, Clara Elvira Ospina, quien asegura que el 60 % de los libros recomendados son de autores peruanos.

¿Cómo logra un espacio cultural mantenerse en un canal de noticias?

Con esfuerzo y un poco de agotamiento porque hay que leer harto y el programa implica una regularidad. Tú no puedes decirle a la gente “esta semana no pudimos salir porque la conductora estaba enferma”.

Los noticieros en su mayoría son negativos, ¿Tiempo de leer es como una píldora de la sabiduría? 

Mira, yo creo que la vida es muy dura. Incluso, quienes sufren mucho tienen un momento de alegría y creo que estos espacios, así chiquitos, son como el postre del almuerzo. Además, liberan un poco de tantos dolores que hay en las noticias, pero que a la vez son necesarias porque la gente necesita saber lo que pasa en el Perú y en el mundo.

¿Cree como Mario Vargas Llosa que vivimos en una civilización del espectáculo? 

Bueno, creo que hemos caminado rápidamente hacia una mayor frivolización, pero que es producto de tanto bombardeo por una sobreexposición de información. Eso hace que la gente en un momento no quiera saber más. Y entonces, se convocan ese otro tipo de cosas que los relajan para seguir en la misma línea. Se ha exagerado en eso, pero es un exceso decir que es una sociedad del espectáculo porque significa llevarlo al extremo.

¿Cuál es el tiempo que le dedica al programa, al margen de la dirección periodística?

Yo leo en el carro, en la noche después del noticiero, los fines de semana y cuando viajo, leo más. Tengo la ventaja de que lo puedo hacer en cualquier parte, incluso puedo estar en lugares donde haya ruido. Cinco minutos libres y leo dos páginas.

Ese amor por el mundo literario lo hereda de su padre, quien también es periodista... 

Sí, mi padre es periodista, lee mucho y escribe. En mi casa siempre hubo libros y creo que el ejemplo es muy importante en la formación de los niños. Tú no le puedes decir a un niño “¡haz ejercicios!”, si es que paras en tu casa y nunca en la vida has salido a darle una vuelta al parque. Entonces, lo mismo pasa con la lectura.

¿Qué libro recomendaría a las personas que se inician en la lectura?

Es muy difícil recomendar un libro en general. Si por ejemplo te gusta la ficción, están los libros de Julio Verne y si no te gustan, los de Vegetta 777 y Willyrex, que es buenísima, pero su debilidad es que está escrita en español de España. Si eres mayor, lo mejor sería comenzar con un autor peruano que te hable de algo que conozcas para generar una empatía con la historia. Yo recomendaría de todas maneras a Vargas Llosa. Por ejemplo, hay chicas que han leído todos los libros de Federico Moccia o Jojo Moyes, que estimulan su vena romántica. Son unos libros gordos que lees rapidísimo, entonces, te sientes orgullosa y te das cuenta que no es tan tremendo terminar un libro.

Claro, pero algunos critican la literatura juvenil... 

Bueno, entre leer eso y no leer nada. No es mala literatura, solo que no es de alto estándar, pero te permite ponerte en los zapatos de otros. Así que a mí no parece tan malo los best sellers.

¿Su microprograma ha logrado incentivar el hábito de la lectura?

He constatado que me escriben por Twitter: “Leí este libro porque usted lo recomendó y me encantó”. Entonces digo “bueno, me hicieron caso y no estaba tan mal el libro. Ya la hicimos”. Y es así que ves a un congresista que dice que el alzhéimer se produce porque (a) la gente que lee mucho se le desgasta el cerebro y eso hace un daño inmenso. Entonces, ¿quién tiene más éxito? Yo creo que él.

¿Qué libro le recomendaría a este congresista?

Un libro buenísimo llamado El mono desnudo de Desmond Morris, que habla sobre la condición fisiológica de los hombres y la evolución. No, mejor el libro del historiador Yuval Noah Harari, Sapiens, que relata la historia de cómo pasamos de monos a ser humanos, aparte del dedo pulgar que nos permite agarrar.

DATO

Clara Elvira Ospina. Directora periodística de Canal N y América Noticias. Conductora del microprograma Tiempo de leer. Directora de RCN, Colombia. Periodista en El Tiempo de Bogotá.

Lo más leído