Diego Conroy: "La educación crece en el mercado peruano"

Sistema de tutorías personalizadas que se adecúa a la necesidad educativa de grandes y pequeños
Diego Conroy: "La educación crece en el mercado peruano"

Diego Conroy: "La educación crece en el mercado peruano"

23 de Octubre del 2014 - 04:16 » Textos: C. Arias

En un país donde la educación está por debajo de los estándares internacionales, este rubro se presenta como una nueva forma de hacer negocios.

Diego Conroy, consultor educativo, siempre tuvo un interés particular en el rubro educativo y cree que el tema crece dentro del mercado peruano. Por ello, hace un año decidió traer la franquicia canadiense de Tutor Doctor al Perú.

¿Qué es Tutor Doctor?

Es una franquicia canadiense de tutorías personalizadas que existe hace 15 años en el mundo con presencia en 14 países.

¿Por qué decide traer esta franquicia al Perú?

En la educación, el tema de las tutorías personalizadas está algo "desprofesionalizado". Hay mucha informalidad, pero existe una necesidad clara de tener un servicio que brinde apoyo profesional. Buscando alternativas se podía desarrollar desde cero o ver franquicias internacionales, es ahí donde identificamos a Tutor Doctor.

¿Qué diferencia a esta empresa de otras?

La selección de los tutores. Lo que nos distingue de otros servicios que hay en el mercado es la calidad de los tutores. No trabajamos con estudiantes universitarios sino con profesionales de la educación. El 80% son pedagogos y los que no lo son, tienen maestría en muchas carreras. Todos tienen como mínimo cinco años de experiencia ofreciendo tutorías.

¿Cómo se realiza la selección de los tutores?

Pasan por exámenes sicológicos y entrevistas. Además, verificamos referencias, antecedentes y toda la historia que podamos identificar de cada tutor.

¿Qué servicios se ofrece?

Es muy amplio. Primero, no es necesario estar mal para tener el apoyo de Tutor Doctor. Muchos de los casos que recibimos son de alumnos que quieren prepararse para estar en el tercio superior y quieren superarse. En general, hay clases para niños desde 4 o 5 años, escolares, preuniversitarios, universitarios, hasta profesionales ya adultos que quieren una preparación de alguna materia específica o clases de computación e idiomas.

¿Cómo se elige el mejor tutor para cada alumno?

Se empieza con una consultoría y reunión con los padres de familia y el alumno para entender todas sus necesidades, qué es lo que necesita desarrollar, en qué nivel se encuentra, conocer su estilo de aprendizaje y con toda esa información recién vemos cuál es el tutor más adecuado. No solo es que domine la materia sino también el estilo de enseñanza que tiene, la experiencia según rango de edades, entre otros.

¿Cómo es el sistema de enseñanza?

Los horarios son flexibles y adaptables a las necesidades de la familia. El programa es hecho a la medida del cliente según contenido, días y horas, y con ello se forma un paquete de horas. En la consultoría se plantea un objetivo y eso definirá la periodicidad de las clases.

¿Cómo se evalúa el avance del alumno?

Hay un sistema de monitoreo por clases con reportes de sesión que el tutor envía a la familia para que vean qué se trabajó y cómo respondió el alumno. Hay algunos casos en que se trabaja con el colegio y el profesor de forma conjunta. Ahí se obtienen los mejores resultados, ya que todos trabajan en un objetivo común: el avance y desarrollo del alumno.

¿Hay seguimiento por parte de la franquicia?

Todos los clientes reciben una encuesta de Tutor Doctor Canadá donde se les pregunta sobre el nivel de satisfacción y los resultados son bastante buenos. Los clientes quedan satisfechos y nos califican con notas de 9 o 10 en las evaluaciones. Este es un mercado que ha logrado cubrir un problema dentro de la realidad que hay en el país.

Lo más leído