Edgard Flores: "Ahora las familias ya no conversan, los amigos ya no juegan"

Afirma director de Somos Minka Audiovisual. ​Su motivación es crear cine popular de calidad desde los barrios y así reivindicar la cultura de las comunidades
Edgard Flores: "Ahora las familias ya no conversan, los amigos ya no juegan"

Edgard Flores: "Ahora las familias ya no conversan, los amigos ya no juegan"

29 de Marzo del 2019 - 15:59 » Textos: Liliana Caysahuana » Fotos: Gerardo Marín

En el 2017, Edgard Flores, director de Somos Minka Audiovisual, logró contactarse con gestores culturales de Argentina y de Brasil para realizar estrenos simultáneos de los trabajos que había ido rodando. Hoy se encuentra a puertas de estrenar El Zorzalito, una película realizada por niñas del distrito de Comas, con la que busca brindar una oportunidad a las futuras generaciones de iniciarse en el mundo cinematográfico.

¿Siempre supiste que querías dedicarte a realizar proyectos audiovisuales? Sí. Cuando ingresé a la universidad y elegí la especialidad de Comunicación Audiovisual, me dije: “Esta es la posibilidad que tengo para contar grandes historias que conmuevan al pueblo, a nuestra mayoría social, que sea un cine un popular de calidad”.

¿Así surge la idea de formar Somos Minka Audiovisual? Claro. La idea era crear un proyecto en mi comunidad, por eso decidí fundar mi propio colectivo; ya que quería rescatar la historia, la memoria y la riqueza cultural de Comas.

¿Cuál fue el primer proyecto que realizaron? Durante el periodo de gobierno de Susana Villarán, la Municipalidad de Lima nos encargó hacer unos documentales, pero al poco tiempo Castañeda asumió el mando y dio de baja el proyecto. La idea que tenía la Municipalidad con Villarán era crear un museo en el Club Zonal Sinchi Roca y proyectar ahí, de forma permanente, nuestros trabajos; por eso aceptamos.

¿Qué hicieron tras esa dificultad? Seguimos haciendo documentales en los que contábamos cómo fueron fundados los barrios de Comas, y paralelamente trabajamos con la Fiteca, una comunidad que integra a artistas de Lima Norte. En esa dinámica, nosotros teníamos la certeza de que trabajaríamos con niños.

¿Cómo lograron captar la atención de los pequeños? Como parte de la Fiteca, trabajamos con una determinada lógica, hablando con el dirigente vecinal y preguntando si en el barrio había espacio para desarrollar talleres. Si el dirigente estaba interesado, estos se realizaban. Son ellos los que convocan a los papás y a los niños. Ahí comienza nuestro trabajo.

¿Qué tanta acogida tuvieron? Al principio fue raro para los niños que alguien les dé un taller de cine; estaban más acostumbrados al teatro. El cine tiene otras características: se debe guardar silencio cuando se graba, por ejemplo. Actualmente, el colectivo está conformado por niñas, lo cual es positivo en una sociedad machista, ya que les da la oportunidad de potenciar sus habilidades. Nuestro proyecto se ha convertido en un espacio para ellas, es un espacio feminista de cine.

¿Cuánto ha calado esta iniciativa en los niños que son parte del colectivo? El cine se ha convertido en un espacio de expresión y de escucha para ellos. En la actualidad, las familias ya no conversan, los amigos ya no juegan; en ese contexto, el cine nos reúne para conversar y construir. Eso es lo que hemos logrado con los talleres.

¿Qué objetivos tienen a largo plazo? Lo que proponemos es una educación audiovisual para efecto popular y, en esa línea, estamos proponiendo películas de largo aliento, que nos permitan desarrollar grandes narrativas. En estos 5 años, logramos formar una generación de niñas y niños que saben editar, usar iluminación, cámara; niños que ya tienen la formación suficiente para dar ese salto.

¿Reciben algún apoyo de parte de las autoridades? El nuestro es un proyecto autónomo que sigue la tradición de nuestros padres y abuelos. Ellos construyeron Comas sin subvención, con su propio esfuerzo; de la misma manera lo vamos a hacer nosotros. Ello implica que tenemos capacidad de autonomía y de libertad de expresión. Cuando se trabaja para alguien o se recibe algún fondo, a veces uno se debe sujetar a los objetivos de la institución que está dando el dinero, lógicamente.

¿Por qué es importante crear este tipo de iniciativas en los barrios? Para entretenerse, los niños usan celulares, redes sociales y se exponen a una serie de contenidos audiovisuales que no contribuyen a la formación de una personalidad fuerte que los haga valorar su cultura local. Entonces, pienso que es importante que los niños comiencen, a través del medio audiovisual, a construir imágenes propias, las cuales reivindiquen esa cultura.

CIFRA

2014 año en que formó el colectivo Somos Minka Audiovisual.

2019 año en que se estrenará El Zorzalito, la primera película realizada por niños.

+28 proyectos audiovisuales realizados por el colectivo.

PERFIL

Edgard Flores

Mego

Gestor cultural

Egresado de Comunica-ción Social de la UNMSM. Es cantautor en Yacu Amaru, un proyecto musical.

Lo más leído