Marwan: “No hay armas infalibles para el mal de amores”

Poeta, cantante y músico español volvió al Perú para presentar "Los amores imparables" en la 23° Feria Internacional del Libro de Lima
Marwan: “No hay armas infalibles para el mal de amores”

Marwan: “No hay armas infalibles para el mal de amores”

24 de Julio del 2018 - 18:02 » Textos: Entrevista de Carlos Narciso » Fotos: Piero Vargas

Un remolino de emociones discurre en los poemas que Marwan ha escrito en su nuevo libro, titulado "Los amores imparables" (Planeta, 2018), el cual presentó el último domingo en la 23° Feria Internacional del Libro de Lima.

Como de costumbre, el poeta y cantante español ha creado versos dedicados al amor, al desamor, al arte, a la belleza, a la vida, al hombre, a la sociedad, utilizando siempre “la palabra bien dicha”, con un lenguaje nada complejo, para transmitir sus sentimientos.

¿Cómo fue ese tránsito de la música a la poesía, a la literatura? 

Yo tengo un estilo musical que se llama canción de autor o trova, y esta siempre ha estado muy cercana a la poesía, siempre he utilizado un lenguaje muy poético. He leído continuamente poesía porque me emocionaba y también para aprender a escribir. Para mí el paso a la poesía fue muy sencillo, no me resultó abrupto porque llevaba años publicando discos con letras profundamente poéticas.

¿Por qué escribes básicamente sobre el amor? 

Pues porque en el amor está todo. Están todas las facetas y todas las emociones posibles del ser humano. Está la comprensión, la rabia, la ternura, la indecisión, el encuentro, el desencuentro, la bondad, la maldad. Para mí ha sido una fuente brutal de crecimiento. Todo mi desarrollo como ser humano se ha dado a través de las relaciones, principalmente amorosas, que son las que me han despertado determinados sentimientos y que, a la larga, me han hecho aprender mucho sobre mí. Yo soy bastante intenso, a veces vivo con exceso las emociones, y por eso escribo mucho sobre el amor. Ahora soy un poco más maduro y me lo tomo con más calma.

Siendo tan intenso, ¿cómo logras combatir la soledad o el dolor cuando te toca? 

Antes era puro sufrimiento, pero ahora trato de manejarlo desde la psicología: he hecho mucha terapia. Uno va capeando como puede. No hay armas infalibles para el mal de amores, para la soledad, pero he aprendido a manejar ciertas cosas, sobre todo a través de la psicoterapia.

¿Por qué escribes poesía utilizando palabras sencillas? 

Quizá es porque vengo de una tradición de cantautores muy poéticos: Serrat, Joaquín Sabina, Silvio Rodríguez, Ismael Serrano. Y, quitando a Silvio, que es más poético, los otros han sido letristas a los que se les ha entendido muy bien y, a la vez, eran profundamente poéticos. Yo trato de seguir esa tradición a través de un lenguaje relativamente sencillo para expresar emociones relativamente profundas. No tengo nada en contra de una poesía más críptica o más difícil, pero siempre busco una poesía con la cual no tenga que hacerse un gran esfuerzo para entenderla. Entonces, a la hora de escribir siempre trato de cultivar eso, sin ser excesivamente complejo porque, en el fondo, lo que quiero es emocionar.

¿Te toma tiempo escribir metáforas o te sale rápido? 

Depende. Hay poemas en este libro que han salido a borbotones, súper rápido, y hay otros que son fruto de una maduración y que he escrito a lo largo de meses, pero es cierto que al no ser una poesía muy compleja y excesivamente elaborada no tiene por qué haberme llevado tanto tiempo.

En el libro hablas de la felicidad, la ilusión. Es fácil ilusionarse, seguro, ¿pero como uno puede salir ileso de eso? 

Es imposible, porque la vida está llena de subidas y bajadas. Necesitamos las bajadas para que haya una nueva subida y que esta sea un escalón superior. La vida es luz y oscuridad. Todos intentamos que solo sea luz, pero sin la oscuridad no podríamos sacar tanto provecho de la luz ni podríamos evolucionar como seres humanos.

A veces parece que uno está predispuesto a la tortura, al masoquismo... 

No sé si predispuesto, pero lo cierto es que nos cuesta mucho manejar las emociones dolorosas. A veces hay una cierta tendencia a la autodestrucción o a buscar cosas que nos hacen daño. Creo que nos sentimos muy atraídos por aquello que no nos hace bien porque en el fondo estamos tratando de curar una herida, pero no creo que sea masoquismo.

¿Cómo llenas la soledad? 

La trato de llenar de comprensión hacia mí mismo, de amor hacia mí mismo, porque lo malo de la soledad no es la soledad, es que tú te castigas por sentirte solo. A veces estando solo se puede estar estupendamente bien, pero si tú traduces que la soledad es mala per se, la estás convirtiendo en un problema; si la concibes como una oportunidad para conocerte, se puede combatir perfectamente, incluso celebrar.

¿Tan difícil es mantener encendida la llama del amor? 

Es imposible. Si tuviésemos esa receta, sería increíble. Michel Houellebecq, en su libro Las partículas elementales, dijo que solo pueden mantener ese fuego aquellas parejas que realmente pelean mucho y se llevan mal, porque tienen sus idas y venidas y eso hace que la llama se mantenga; pero si tú tienes una relación de normalidad, de cordialidad, de cercanía con la persona, irremediablemente el fuego siempre se acaba extinguiendo. Es una pena, porque los momentos pasionales son hermosos, pero eso se transmuta en una confianza mayor, una conexión mayor a otros niveles, y no tanto en lo pasión y en lo sexual.

Marwan es un escritor y cantautor español .Publicó 'La triste historia de tu cuerpo sobre el mío' (2011), 'Todos mis futuros contigo' (2015) y 'Los amores imparables' (2018). También tiene dos audiolibros.

Lo más leído