Dale alegría a mi corazón

Dale alegría a mi corazón

Dale alegría a mi corazón

22 de Octubre del 2014 - 20:01 » Textos: Epensa

CHICLAYO. Con garra, pundonor y dejando hasta la última gota de sudor en el sintético del Elías Aguirre de Chiclayo, el conjunto del Carlos A. Mannucci goleó 4 a 2 al Mariscal Castilla de Fizcarral y clasificó a la etapa Nacional de Copa Perú tras largos 15 años.

SUPERIORIDAD ABSOLUTA. Como ocurrió en los dos enfrentamientos anteriores, los tricolores fueron superiores desde el primer minuto de juego al elenco de Fizcarral, donde los mediocampistas Juan Paico, Víctor Andonayre y Andrés López generaron el fútbol. Arriba Marco Llave y Janio Posito fueron una amenaza para la defensa huaracina.
El primer tanto de la tarde llegaba tras una gran jugada de Carlos Rodríguez por la banda izquierda, quien centró un balón al corazón del área que fue recepcionado por Marco Llave. Este último con un remate cruzado exigía la intervención del golero ancashino Roger Palomino, pero para su mala fortuna dejaba el rebote y apareció Janio Posito para añadir el balón al fondo de la redes. Era el 1 a 0 sobre los 25?.
Después del primer tanto, Mannucci siguió buscando más y once minutos más tarde, en un contragolpe, Juan Paico tras eludir a tres defensores del Ramón Castilla ingresaba al área y con un zapatazo anotaba el 2 a 0 a los 36?.

FESTIVAL DE GOLES. En la segunda mitad de juego con un Mannucci dominando las acciones a su antojo, los carlistas volvieron a marcar el tercer tanto de la tarde por intermedio de Andrés López, quien con un izquierdazo batía la resistencia del golero Roger Palomino a los 70?.
La alegría era total en las graderías chiclayanas, donde los hinchas tricolores festejaban la goleada de su escuadra.
Los jugadores del Ramón Castilla, heridos en carne propia, se fueron con todo al arco de Juan Pretell logrando descontar a los 74? con un cabezazo de Gerard Torres. Era el 3 a 1. Y para darle emoción cal duelo, nuevamente Gerard Torres con un remate cruzado ponía el 3 a 2 sobre los 78.
Y cuando se jugaban los 82? aparecía Víctor Andonayre para marcar el tanto de la tranquilidad con un zapatazo desde fuera del área. Su remate llegó al fondo de las redes de Roger Palomino.

Lo más leído