Agostinho Almeida: "Latinoamérica ya está en la Cuarta Revolución Industrial”

Profesional que lidera iniciativa del Foro Económico Mundial planteará medidas piloto con países de la Alianza del Pacífico
Agostinho Almeida: "Latinoamérica ya está en la Cuarta Revolución Industrial”

Agostinho Almeida: "Latinoamérica ya está en la Cuarta Revolución Industrial”

06 de Agosto del 2019 - 13:26 » Textos: María C. Medina (mmedina@grupoepensa.pe) » Fotos: Difusión

En abril de este año, Agostinho Almeida, un biólogo portugués radicado en Colombia desde hace varios años, fue nombrado director del Centro para la Cuarta Revolución Industrial de Latinoamérica, que tendrá su sede en Medellín (Colombia). Este espacio es el quinto de su tipo en el mundo y forma parte de la red creada por el Foro Económico Mundial. En esta ciudad, y en el marco del 30 aniversario de Colombiamoda, Almeida conversó con Correo tras dirigirse a los principales actores en la industria de la moda, que buscan aprovechar la tecnología para ser más competitivos.

¿Cómo es que un biólogo termina involucrado en esto de la transformación digital? 

Me lo han preguntado mucho. Mi grado es en Biología y tengo un doctorado en Ciencias de la Salud. Después de esa experiencia he pasado por diferentes roles. Creé mis propias empresas de tecnología, trabajé en un fondo en el sector financiero. Mi perfil tiene una mezcla del sector académico, emprendimiento, empresas públicas y mundo financiero.

Si este centro es el quinto a nivel mundial, ¿existe un formato predeterminado? 

El centro está vinculado a una iniciativa que se llama Red Global de Centros del Foro Económico Mundial, que hace dos años se hizo una pregunta muy concreta: hoy el avance tecnológico va a una velocidad absolutamente disruptiva, pero la capacidad de la sociedad para adoptar esas tecnologías y que impacten de forma equitativa para reducir las brechas sociales no es tan veloz. Esta iniciativa surge para responder a esa necesidad.

Entonces, ¿no se trata de copiar lo que se tiene en Silicon Valley? 

No. Se trata de ser capaz de entender el conocimiento que se ha generado en el mundo y, con esa capacidad, entender cuál es la mejor dinámica de trabajo. De hecho, el Foro nos está pidiendo mapear y entender cuáles son las mejores formas para tener esas oportunidades, porque las fórmulas no están inventadas.

¿Un objetivo es reducir la desigualdad de la brecha tecnológica? 

Sí. Eso es un ejemplo. Cuando se empiezan a ver los estudios, los países que han implementado tecnologías de la Cuarta Revolución Industrial han visto un incremento en su PBI (Producto Bruto Interno) de 1% anual, y pasar de crecer 4% a 5% es una diferencia importante.

¿En cuánto tiempo? 

El impacto se ve en tres o cuatro años.

En las ciudades se habla de drones y otros avances, pero una parte de la población rural está lejos de esa realidad… 

Sí, pero no solo en Latinoamérica. Hay países con índices de desigualdad más altos que otros. En un país de África se tenía problemas para entregar unidades de sangre y significaba un reto; las personas morían. La opción de usar drones parecía lo más sencillo, pero con la solución vino un reto. Cuando se piensa en aplicarlo a otros países, empiezan a surgir otras preguntas. Por ejemplo: ¿quién importa drones? Es una solución que genera una industria nueva con empleos de calidad.

Habló de política transfronteriza. ¿Cómo va ese acercamiento? 

Nuestra propuesta es que lo hagamos como piloto desde la Alianza del Pacífico. Desde esa dinámica, con políticas claras de utilización de datos, podemos impactar en el sector económico a través de un mayor comercio digital. Para el lanzamiento, tuvimos a los embajadores de todos estos países, y yo viajo ahora a Perú y Chile para mejorar ese relacionamiento.

¿Latinoamérica se suma a la ola al último? 

Latinoamérica ya está en la Cuarta Revolución Industrial. Uno ve sector público y privado con medidas asociadas a la Cuarta Revolución Industrial y, si se quiere ser competitivo, vincularse a la Cuarta Revolución Industrial es clave porque algunos países están en momentos diferentes a otros, pero el talento existe. Creo que no es una fórmula de estar o no en la ola, si somos líderes o no. Creo que diferentes países de la región pueden liderar ciertas áreas de conocimiento. Hay oportunidades para ser disruptivo y otras para ser emergente. 

Perfil

Agostinho Almeida, director del Centro para la Cuarta Revolución Industrial

Magíster en Administración de Empresas y Formación Ejecutiva en Emprendimi-ento Tecnológico. Doctor en Ciencias Biomédicas y profesor de la Universidad EAFIT. 

Lo más leído