Al menos 7 de cada 10 jóvenes trabajadores no aporta a ningún sistema de pensiones

En toda la Población Económicamente Activa Ocupada (PEAO), el 50% aporta a un sistema de pensiones, pero en los jóvenes la proporción es mucho menor
Al menos 7 de cada 10 jóvenes trabajadores no aporta a ningún sistema de pensiones

Al menos 7 de cada 10 jóvenes trabajadores no aporta a ningún sistema de pensiones

17 de Octubre del 2017 - 18:17 » Textos: Maria Claudia Medina

A agosto de este año se ha identificado que un 75% de jóvenes trabajadores no aporta a un sistema de pensiones. Según informó el Instituto Economía y Desarrollo (IEDEP) de la Cámara de Comercio de Lima, en el país solo hay 339.923 jóvenes trabajadores que cotizan en el Sistema Privado de Pensiones (SPP) y se estima que 129 mil lo hacen al Sistema Nacional de Pensiones (SNP).

"Hablamos de unos 2,4 millones de jóvenes trabajadores de hasta 25 años, cifra muy superior a los 468.923 jóvenes que cotizan en el sistema de pensiones (25%), lo que nos ubica por debajo del nivel promedio de Latinoamérica (29%)", precisó César Peñaranda, director ejecutivo del IEDEP-CCL.

El economista explica que estos jóvenes suelen tener menos formación profesional, y un número considerable de ellos son mujeres, quienes a largo plazo acumularán menos años de empleo formal que los hombres y que, por tanto, tendrán menor oportunidad para acceder a una pensión de jubilación adecuada. Lo que implica un riesgo potencial de mayor pobreza en los próximos años.

Cotización al sistema de pensiones

Cabe señalar que la Población Económicamente Activa Ocupada (PEAO) congrega a 16 millones de trabajadores donde el 50,6% aporta a un sistema de pensiones en el país, es decir 8,1 millones de aportantes. Al respecto el IEDEP ha identificado los problemas que afectan al sistema privado de pensiones. 

El primero se debe a los cambios en la legislación de las AFP, que han creado un riesgo potencial para los que retiren parte de su fondo de pensiones, y que puede dejar desprotegida a la persona cuando requiera de una pensión si no tiene mayor educación financiera pues sus recursos podrían ser mal utilizados.

El segundo problema está referido al escaso número de afiliados debido a la alta informalidad que existe en el país, y que está asociada principalmente a la baja productividad del grueso del universo empresarial (micro y pequeña empresa) y de los trabajadores, que impide la generación de empleos e ingresos adecuados, consideró César Peñaranda.