Empresas que contraten a venezolanos informalmente pueden ser sancionadas

​Los empleadores que deseen contar con sus servicios tienen hasta tres caminos formales para hacerlo, según abogado
Empresas que contraten a venezolanos informalmente pueden ser sancionadas

Empresas que contraten a venezolanos informalmente pueden ser sancionadas

10 de Enero del 2018 - 15:16 » Textos: María Claudia Medina » Fotos: Correo

Ante la cantidad de migrantes de ciudadanos de Venezuela que han llegado al país, muchos de ellos buscando empleo y mejores condiciones económicas, hace más de un año se implementó un Permiso Temporal de Permanencia (PTP) para que trabajen legalmente hasta por un año en nuestro país. No obstante, nunca faltan empleadores que aprovechen esta masiva migración para aprovecharse de los indocumentados y pagarles menos.

De acuerdo a Felipe Chirinos, jefe del área laboral del estudio Ontier, esta pretensión puede salirle cara a la empresa. El especialista asegura que el Reglamento de Inspección de Trabajo faculta a Sunafil para multa a toda empresa que contrate a un trabajador extranjero que no haya pasado por migraciones, lo que constituye un infracción grave. Hacerlos pasar por uno nacional, es todavía más grave.

"No solo es para venezolanos, sino para todo tipo de extranjero. La contratación de un extranjero sin la debida autorización, sin que pase por migraciones o sin la calidad de habilitante para poder trabajar, es sancionable por Sunafil", indicó a Correo.

MECANISMOS DE CONTRATACIÓN

El monto de la sanción dependerá de la cantidad de trabajadores afectados y el tamaño de la empresa. "Las sanciones leves son las documentales, por ejemplo, no entregarle copia de su contrato de trabajo. Una infracción grave es no formalizar por escrito los contratos celebrados con el trabajador extranjero y los muy graves son contratarlos sin obtener el permiso correspondiente, es decir, sin que hayan pasado por migraciones", refirió.

Para evitar cualquier problema, recomendó a los empleadores verificar que el extranjero cuente con su visa de trabajo, en el caso de los venezolanos, que tengan el PTP o hayan sido declarados como refugiados, un trámite que se hace de manera individual.

"Si procede (que Relaciones Exteriores lo declare como refugiado), le van a dar dos años, e implícito está su derecho de trabajo, porque no viene a que el Estado lo mantenga. En dos años, se reevalúa si todavía está en condición de refugiado, porque puede que la situación de su país haya cambiado", comentó.