Gratificación 2023. (Foto: Andina/Carla Patiño Ramírez)
Gratificación 2023. (Foto: Andina/Carla Patiño Ramírez)

El mes de diciembre ha llegado, y con las fiestas cada vez más cerca, esto significa un inevitable aumento en los gastos personales y familiares. Es por eso que, en este contexto, no debería sorprender que el pago de la gratificación sea uno de los momentos más esperados para aquellas personas que laboran en el sector privado.

Conforme a la Ley 27735 y su reglamento (D.S. 005-2002-TR), los trabajadores tienen hasta el 15 de diciembre para recibir este beneficio por parte de sus empleadores. Sin embargo, desde octubre de este año, el Ministerio de Economía y Finanzas confirmó que el Perú se encuentra en recesión económica, y esto, se quiera o no, afectará directamente a los bolsillos de todos los dependientes de empresas. Por este motivo, es necesario tener un plan que ayude a tomar las medidas necesarias para poder disfrutar de las fiestas de fin de año con responsabilidad.

“En este contexto de contracción de la economía, gestionar correctamente este ingreso extra es fundamental para gozar de una mayor tranquilidad financiera en el futuro. No obstante, hacerlo en una época de recesión significa un trabajo de planificación que pueda, dentro de lo posible, ayudar a minimizar los riesgos de malos manejos”, sostiene José Kohagura, coordinador académico de Administración de Negocios Bancarios de la Escuela de Educación Superior Certus, quien brinda cuatro consejos para poder administrar de la mejor manera la gratificación de fin de año.

● Prioriza pagar deudas: Es importante hacer una revisión de tus deudas e identificar cuáles son las más urgentes. Se recomienda comenzar cubriendo aquellas vencidas o a punto de vencer. Si no las hay, se podrían realizar pagos anticipados (los llamados prepagos) para ahorrar intereses futuros. Además, en lo posible, se sugiere no adquirir nuevas deudas, salvo que sean estrictamente necesarias.

● Moderación y ahorro: El panorama de recesión invita a destinar dinero exclusivamente a lo necesario. No es recomendable realizar compras innecesarias y/o costosas. Al contrario, existen opciones mucho más económicas y con un valor precio-calidad interesante que deben evaluarse para poder generar ahorro.

● Presupuesto mensual: Elaborar un presupuesto, de forma mensual, ayudará a visualizar en qué se destinará el dinero, cuánto se dispone y así priorizar. “Tener un orden de los gastos mensuales es imprescindible porque permite tener mapeado los gastos fijos que se tienen y los gastos variables que se pueden omitir”, comentó el académico de Certus.

● Intentar generar un fondo de emergencia: Los imprevistos pueden ocurrir en cualquier momento y los fondos de emergencia ayudan a hacerles frente. En caso no cuentes con uno, es una gran oportunidad de iniciarlo, y si ya lo tienes, de incrementarlo. “Destinar una parte de la gratificación a este fondo, te brindará estabilidad frente a la incertidumbre del panorama económico, además, de la emergencia que haya podido ocurrir”, finalizó.

TAGS RELACIONADOS