Gratificación de julio: Cuatro recomendaciones para un uso adecuado

Aquí unos consejos para administrar de la mejor manera estos ingresos adicionales
Gratificación de julio: Cuatro recomendaciones para un uso adecuado

Gratificación de julio: Cuatro recomendaciones para un uso adecuado

11 de Julio del 2019 - 13:41 » Textos: Redacción Multimedia

La gratificación de julio está cerca y es necesario que los trabajadores la aprovechen de la mejor manera.

Desde la perspectiva de las finanzas personas, el coordinador de la carrera de Banca y Finanzas de EPE de la UPC, Jorge Luis Ojeda, dio cuatro recomendaciones para destinar de manera beneficiosa el dinero recibido por la gratificación.

Cubrir el hueco de las deudas

En el momento en que se recibe un ingreso excepcional, se debe pensar primero en cancelar las deudas, sobre todo las que tienen un costo financiero alto, como usualmente percibimos en el pago de tarjetas de crédito.

Sobre estas deudas, es importante diferenciar las deudas programadas de las que se encuentran en el saldo revolvente de la tarjeta. En el caso de la primera, los pagos se efectúan en cuotas, mientras que en la segunda, la deuda no tiene fecha fija de pago y se puede ir amortizando parcialmente con pagos mínimos. El problema con los pagos mínimos radica en que se extiende el plazo del pago total de la deuda, lo que genera el pago de intereses.

El experto recomienda estar al día con los pagos de las diferentes deudas del sistema financiero, sobre todo porque se corre el riesgo de aparecer en los centrales de riesgo, como Infocorp. Si no se cancelan las deudas, es probable que existan problemas en el futuro al momento de solicitar créditos.

A llenar el chanchito del ahorro

Tras el pago de las deudas, el coordinador de la carrera de Banca y Finanzas de la UPC recomienda destinar el 20% o 30% al ahorro. De esta manera, se puede estar preparado ante un imprevisto futuro, o también servirían para la iniciativa de un negocio.

Gastos productivos que rentabilizan

Jorge Luis Ojeda sostiene que los gastos de la gratificación deben, de alguna manera, rentabilizar. Por ejemplo, haciendo alguna refacción o mantenimiento en casa, sobre todo si tomamos en cuenta que los objetos pierden valor a medida que van deteriorándose. Sin lugar a dudas, una forma de no perder este valor, radica en invertir en la casa para mantenerla en un buen estado.

Otra opción podría darse en la renovación del auto, sabiendo que los vehículos pierden valor a partir de los tres años, con el añadido de que los mantenimientos pasado ese tiempo son más fuertes. Por lo tanto, comprar un auto no sería necesariamente un gasto no adecuado. Sin embargo, cada persona debe analizar su situación antes de tomar esta decisión.

Apostar por las inversiones

Las inversiones con mayor riesgo también son una opción, indica el especialista Ojeda. Estas podrían ser los fondos mutuos. También podrían ser las inversiones directas en bolsa, para las cuales es necesaria la asesoría especializada. Además, se debe saber que el dinero invertido en bolsa va dar frutos en el largo plazo, por lo que no debe generar ninguna expectativa en el corto plazo.

Lo más leído