​Inicio de irrigación Puyango-Tumbes se retrasaría cinco años más

El desarrollo de la irrigación requiere la inversión de más de US$150 millones, así como la creación de más del 100 mil empleos y 19.500 hectáreas de tierra agrícola en Tumbes
​Inicio de irrigación Puyango-Tumbes se retrasaría cinco años más

​Inicio de irrigación Puyango-Tumbes se retrasaría cinco años más

15 de Enero del 2016 - 20:33 » Textos: Redacción Multimedia

El inicio de las obras de la irrigación Puyango-Tumbes se retrasaría unos 5 años más por la decisión del Estado de reiniciar el proyecto de infraestructura –que implica la inversión de más de US$150 millones-, el mismo que está paralizado desde el 2010.

Ese año, el Estado firmó el contrato con Consorcio Fronterizo (constituido por las constructoras Hidalgo e Hidalgo y CASA) para la realización de los estudios definitivos del proyecto, así como su construcción. Sin embargo, las obras nunca iniciaron porque la empresa no obtuvo permiso de parte del Sernanp para ingresar al Parque Nacional Cerros de Amotape y hacer el estudio de factibilidad de la presa de Matapalo –que es parte de la irrigación-, que debía ocupar el 0,4% del área protegida, informó Ignacio Basombrío, miembro del directorio del Consejo Empresarial Peruano-Ecuatoriano (Capecua). Finalmente, el Estado resolvió el contrato en el 2014.

“Los cinco años adicionales de retraso se calculan a partir del informe de Payet, Rey, Cauvi Abogados sobre proyectos de infraestructura, que halló que el tiempo promedio que toma el Estado en adjudicar y firmar el contrato de un proyecto es 63 meses”, sostiene Basombrío.

Puyango-Tumbes forma parte del grupo de proyectos de infraestructura paralizados por más de US$20.000 millones durante el último quinquenio. Según datos del Ministerio de Agricultura, la irrigación generaría más de 100 mil empleos directos e indirectos, así como 19.500 hectáreas de tierra agrícola.

Ante ello, Basombrío llama a iniciar un diálogo directo entre las partes comprometidas para sacar adelante el proyecto, “pues por esta vía se garantiza que el inicio de la obra se adelante para el segundo semestre del próximo año”.

MAYORES COSTOS. La demora del proyecto también preocupa en Capecua porque implica en el incremento del costo de la obra, la misma que es financiada íntegramente por fondos públicos. Así, solo en los años de paralización desde la firma del contrato, el costo del proyecto habría acumulado un incremento de al menos 34%, según un estudio la Asociación para el Fomento de la Infraestructura (AFIN), que estima que cada año de retraso implica un alza de 5%.

“Sin embargo, hay que sumarle un incremento real de más de 20% solo en los dos últimos años por la apreciación del dólar, pues recordemos que el Estado firma sus contratos en la divisa verde”, añade Basombrío.

El gremio empresarial espera que la reactivación del proyecto se pueda concretar en el marco de la realización de los directorios del Plan Binacional Perú-Ecuador y del Grupo Binacional de Promoción de la Inversión Privada, que se realizará entre hoy y mañana en Loja (Ecuador).

El Proyecto Especial Binacional Puyango-Tumbes (PEBPT) demandará una inversión total de US$296 millones, de los cuales, aproximadamente US$150 millones corresponden a las obras en el lado peruano (estimado al 2010).

Las obras de irrigación ampliarán la frontera agrícola en 41.500 hectáreas. Son 19.500 hectáreas en el lado peruano y 22.000 en el ecuatoriano.

Lo más leído