Julia Rojas: "Las mujeres ya no tenemos miedo de asumir cualquier cargo"

La presidenta de la Asociación de Mujeres Procesadoras de Productos Nativos Paugarwilca Huamaliana ha sido coordinadora de diversos programas sociales en los que su comunidad se ha visto beneficiada
Julia Rojas: "Las mujeres ya no tenemos miedo de asumir cualquier cargo"

Julia Rojas: "Las mujeres ya no tenemos miedo de asumir cualquier cargo"

22 de Octubre del 2018 - 16:30 » Textos: Una entrevista de Liliana Caysahuana

En la región Huánuco, provincia de Huamalíes, se encuentra ubicada la localidad de Llacta, una comunidad vigorosa donde las mujeres han decidido hacerse dueñas de sus vidas y de las finanzas familiares, mediante la participación activa en la Asociación de Mujeres Procesadoras de Productos Nativos Paugarwilca Huamaliana. Este organismo es liderado por Julia Rojas Concha, una mujer emprendedora que ha comprendido que la independencia económica le abrirá muchas puertas a sus conciudadanas y a ella.

¿Qué es la Asociación Paugarwilca Huamaliana? 

Es una organización que busca generar trabajo para mujeres que desean obtener logros y sobresalir. Desde un inicio, nosotros nos formamos con la ayuda de una ONG llamada Diaconía; ellos nos incentivaron, nos hicieron ver que las mujeres también podemos desarrollarnos.

¿Cuál fue el principal objetivo para formar la asociación?

Nosotros queríamos dar trabajo a las mujeres para que así puedan colaborar con su pareja en los gastos del hogar, en la educación de los hijos, no solo esperar que el esposo asuma todo.

¿Esta autonomía económica ha servido para empoderarlas en otros aspectos?

Ahora, en la comunidad, empezamos a tener la dirigencia o la dirección de la organizaciones. Las mujeres ya no tenemos miedo de asumir cualquier cargo.

¿En qué consiste las actividades que realizan en la organización?

Trabajamos directamente en el campo. Es claro que para algunas actividades necesitamos el apoyo de los varones, por ejemplo, al momento de sembrar. Sin embargo, nosotras nos encargamos del cultivo, así como de la semillación de la papa, en lo relacionado a la plastificación. Toda esa es una labor únicamente realizada por las mujeres.

¿Cuáles son los logros que han alcanzado hasta el momento?

En este momento, nosotras estamos buscando mercados de distribución. Hace poco, conseguimos un centro en Antamina y ahora somos proveedores locales de APC. Ellos nos brindan apoyo con la capacitación y también con la compra. Además, somos parte del programa “Desarrollo de proveedores locales de APC”. Gracias a eso, tenemos más participaciones en la comunidad, por ejemplo, en las ferias.

¿En la comunidad ha surgido algún cambio en la visión que se tiene de la mujer?

Aquí en la zona había bastante machismo. Se creía que solo los hombres debían trabajar y por eso solo ellos podían salir de casa o hacer cualquier actividad, pero se dieron cuenta que no es así. Gracias a nuestra labor, hemos logrado que haya conciencia. Hay hombres que nos apoyan y hay otros que se desentienden también, pero lo hemos logrado. Ahora la población se involucra, el hombre comprende que la mujer también puede trabajar y que ambos tenemos los mismos derechos. Hombres y mujeres somos iguales.

¿Cuáles han sido los problemas más difíciles que han tenido que asumir?

Cuando nosotras iniciamos, éramos 80 integrantes, pero hemos ido disminuyendo por diversos factores. El principal problema es que hay esposos que no apoyan a sus parejas. Les molesta que nos quedemos trabajando hasta tarde. Incluso, hay mujeres que se han peleado porque no se sienten respaldadas. Nosotras hemos tenido que pedir ayuda a la ONG para que haga una charla y explique por qué es importante que nosotras podamos trabajar. Eso ha sido una gran ayuda, pero aún nos queda hacer mucho.

¿Qué objetivo a corto plazo se han trazado? 

Nuestro objetivo es llegar lejos con la distribución de todos los tubérculos, así como con las verduras y hortalizas.

¿Existe algún requisito para formar parte de la asociación? 

En mi grupo hay personas de todo tipo, personas preparadas y otras no tan preparadas; en nuestra asociación, cualquier persona interesada en integrarse será bienvenida.

¿Qué le dirías a las mujeres que no se arriesgan a generar sus propios ingresos?

Yo quisiera que todas las mujeres sobresalgan y recomiendo que se animen a realizar proyectos. Que con nuestra experiencia se animen a lograr sus metas. 

Sobre Julia Rojas

Dirigente social y comunitaria. Culminó sus estudios secundarios en el colegio Víctor Evivar (Huánuco) y recibió capacitación para pequeños proveedores en APC Corporación.

Lo más leído