Productores peruanos de pisco y autoridades rechazan propuesta chilena

Gremios se suman a posición de ministros de Estado, asegurando que cumplirán la normativa vigente en mercados internacionales
Productores peruanos de pisco y autoridades rechazan propuesta chilena

De los 6.9 millones de litros producidos en el 2018, 2 millones de litros se quedaron para consumo interno, 5% más que en 2017.

05 de Marzo del 2019 - 10:04 » Textos: María C. Medina (mmedina@grupoepensa.pe) » Fotos: Andina

El pedido no oficial del ministro de Agricultura de Chile, Antonio Walker, para “compartir” la denominación de origen del pisco entre Perú y Chile no ha sido bien recibido por las autoridades peruanas. Entre el Ministerio de Cultura (Mincul), Ministerio de la Producción (Produce) y Ministerio de Comercio Exterior y Turismo (Mincetur) coincidieron en señalar que la propuesta es inviable y el pisco es peruano.

“(El pedido) fue en una reunión con el ministro de Agricultura y no nos ha llegado ninguna propuesta formal, pero está claro que no es posible compartir la denominación de origen”, señaló el ministro de la Producción, Raúl Pérez-Reyes.

LOS PRODUCTORES

El presidente de la Asociación de Exportadores (Adex), Juan Varilias, también consideró que la propuesta es inaceptable y recordó que la denominación de origen del pisco está delimitada a un espacio geográfico demarcado entre Lima y Tacna.

Además, precisó que a diferencia del aguardiente chileno, el pisco proviene de una variedad específica de uvas pisqueras y se emplea al menos 7 kilos de uva por litro de pisco, proporción muy distinta a la de la bebida chilena.

Alfredo San Martín, representante del comité vitivinícola de la Sociedad Nacional de Industrias (SNI), también rechazó la propuesta y comentó a Correo que, hasta el momento, la posición chilena no ha representado mayores dificultades para los productores nacionales, que seguirán cumpliendo con la normativa de cada mercado.

Como lo indican las cifras de Adex, de los más de $9 millones que se enviaron al exterior en el 2018, más de $4 millones se quedan en Chile, mercado que -según San Martín- viene creciendo porque el consumidor valora y paga bien el producto.

“Como pisco no va a Chile, como genérico de destilado de uva sí va y nadie lo puede prohibir. Es un mercado que el producto ha ganado sin tener el amparo de la denominación. Tampoco se podría prohibir que Chile importe destilado de aguardiente porque es un genérico. Sería ilegal por parte de Chile”, explicó. En otros países, como Estados Unidos, ambos productos pueden presentarse con la nomenclatura que prefieran.

Lo más leído