Seguros catastróficos se replantearán a partir de daños por El Niño costero

Aseguradoras desembolsaron $644 millones por evento. Alrededor de 350 mil productores están protegidos, pero existen cultivos en zonas con alto riesgo de inundación.
Seguros catastróficos se replantearán a partir de daños por El Niño costero

Seguros catastróficos se replantearán a partir de daños por El Niño costero

13 de Marzo del 2019 - 17:25 » Textos: María C. Medina (mmedina@grupoepensa.pe)

Aunque la penetración de los seguros en el país todavía no llega al 2% del Producto Bruto Interno (PBI), los daños generados por El Niño costero en el 2017 han dejado algunas lecciones a la industria aseguradora, que desembolsó $644 millones por este evento.

“En ese momento no hubo incremento de precios (de pólizas), porque había competencia por recuperar lo perdido y las compañías buscaron reasegurarse fuera, pero actualmente ya hubo una variación de precios porque los reaseguradores están poniendo condiciones más duras”, señaló Gonzalo Valdez, gerente técnico actuarial de La Positiva Seguros.

EVALUACIÓN

El ejecutivo explicó que algunos productores agrarios tomaban un seguro multirriesgo para cubrir inundaciones o incendios, cuando un seguro agrícola comercial (sin financiamiento estatal) podía darles un mejor resultado.

Además, a pedido de Agrobanco se ha comenzado a evaluar la ubicación topográfica de las parcelas cubiertas por el seguro agrario catastrófico (subsidiado y orientado a la agricultura de subsistencia), encontrándose que muchas estaban en zonas de quebrada.

“A raíz de ello se ha sugerido la inclusión de tres preguntas climáticas para saber la ubicación de los ríos en cada inspección”, señala Lourdes Del Carpio, gerente adjunto agrario de La Positiva, empresa que junto a Mapfre obtuvo la buena pro para el seguro agrícola catastrófico (subsidiado) para la campaña actual.

CATASTRÓFICO

Entre 2013 y 2018, 275 mil pequeños agricultores han sido asegurados con fondos del Fogasa por una suma de S/429 millones en la última campaña y que empezó con S/221 millones en el 2009-2010.

Estos beneficiarios tienen 5 hectáreas en promedio, hacen agricultura de subsistencia y se les asegura tanto para inundaciones, sequías y heladas, como para plagas.

Diferente es el caso de los más de 70 mil clientes de seguro comercial (1% de hectáreas aseguradas), donde no se cubren plagas y el tamaño del mercado en primas se mantiene alrededor de S/31 millones. En total, todavía hay por cubrir 86% de áreas cultivadas sin ningún seguro.

Lo más leído