Susanne Noltenius: “La literatura es una forma de conectarme conmigo misma”

Escritora ganó el Premio Nacional de Literatura 2017,en la categoría Cuento, con su libro Tres mujeres
Susanne Noltenius: “La literatura es una forma de conectarme conmigo misma”

Susanne Noltenius: “La literatura es una forma de conectarme conmigo misma”

11 de Enero del 2018 - 13:52 » Textos: Bryan Paredes » Fotos: Yodashira Pérez

Las protagonistas del libro Tres mujeres (Animal de Invierno, 2015), en medio de las catástrofes que pueden traer la familia y el trabajo, encuentran o buscan espacios para sentirse en paz siendo ellas mismas, alejadas de sus figuras como madres, esposas o profesionales. La escritora Susanne Noltenius, autora de dicha obra, con la que recibió el Premio Nacional de Literatura 2017, en la categoría Cuento, conversó con Correo sobre cómo, en su caso, la escritura se convierte en el oxígeno necesario para salir del sistema, respirar y no asfixiarse con la rutina.

El Premio Nacional de Literatura se reactivó después de 30 años, por iniciativa del Ministerio de Cultura, al que Salvador del Solar acaba de renunciar por la crisis política… 

Ojalá se mantenga, porque creo que necesitamos ese tipo de aliento y de impulso para que los escritores sigan produciendo y no se desanimen y no sientan que no habrá reconocimiento, sino todo lo contrario.

¿La cultura puede ayudar en estos momentos de crisis? 

Es el contrapeso para volvernos mejores personas. 

Luego de recibir el premio, ¿releíste tu libro? 

No, porque cada vez que regreso al libro siento que debería cambiar todo. Una vez que está impreso, prefiero no volver. Creo que hice algo productivo, creativo, con vivencias propias o de gente muy cercana, y eso es una sensación bonita. Definitivamente, no soy la persona que era cuando lo empecé a escribir.En las protagonistas hay un desmoronamiento interno. 

¿En algún momento no sentiste la necesidad de escribir una reacción directa de los personajes con sus realidades?

No, y en mi libro anterior las atmósferas eran muy similares. Creo que ese es mi estilo. Implosiones más que explosiones. Las tragedias son internas en el estado de ánimo y se sugieren más que se hacen estallar. Porque eso también puede ser muy potente. 

Como en una canción de Charly García: “El silencio tiene acción”... 

Me siento muy halagada con la frase (risas). Pienso en Alice Munro, que es una de mis escritoras favoritas. En sus cuentos no necesariamente pasan cosas muy llamativas, trágicas o explosivas. Más bien te describe escenas cotidianas, pero tú vas sintiendo ese desmoronamiento dentro de los personajes. Y es algo que yo admiro mucho: una forma de gritar sin hacer ruido.

Las protagonistas de tu libro también buscan un espacio propio: en el océano, la literatura o en chocolates (de Ofelia)... 

Es una lucha actual. Mujeres que tenemos un lado profesional muy demandante y a la vez hijos, que es algo todavía más demandante. Lo más fácil es postergarse a una misma. Pero en algún momento tu espíritu y tu cuerpo empiezan a protestar. 

¿Hasta cuándo? 

Aunque sea el chocolatito o si me meto a la ducha que no me fastidien mis hijos. Entonces, es ir creando espacios propios porque una los necesita. Es como una protesta, porque funcionas para proveer de bienestar a los demás, pero a ti misma no te das un espacio o un tiempo. 

Además de la lucha de las mujeres por cambiar roles establecidos, también hay muchos años atrás de educación y estereotipos, que les dificulta salir de esas realidades, como tal vez les pasa a tus personajes… 

Sí. No sé si es una lucha, pero por lo menos son preguntas que nos estamos haciendo ahora. Cómo abrirte paso sin descuidar lo otro, que es un rol tradicional y que también es muy importante. Porque no vas a dejar de dedicarte a tus hijos, a tu casa. No vas a dejar de ser hija y otros roles. Los hombres, las parejas, cada vez más están apoyando a las mujeres para que ellas también puedan florecer. Antes las mujeres se dedicaban en exclusiva a su casa y su familia, para que el hombre se abra paso profesional y económicamente. Entonces, como ahora las mujeres también queremos eso, necesitamos compartir otras tareas con ellos. Y eso es algo que debería venir. Es la esperanza. 

¿Para ti la literatura es una manera de salir de la rutina y respirar otro aire? 

Es oxígeno, de todas maneras. Es un espacio muy personal y muy adictivo. Porque ya te sale uno, te sale otro, te dan un premio y ya quieres estar ahí para siempre. Y es una forma de conectarme conmigo misma, que es lo que más valoro. Todos estamos dentro de un sistema, y tienes que ser parte de él para funcionar y mantener una rutina que te dé tranquilidad. Pero eso no quita que, por momentos, el sistema también te asfixie. No tienes que estar de acuerdo en todo con él. Entonces, uno se busca esos pequeños espacios, esas bocanadas de aire para seguir en el sistema o quizás en algún momento querer cambiarlo.

¿Ahora estás escribiendo una novela? 

Estoy tratando. Batallando. Porque es un esfuerzo muy diferente al anterior (al cuento). Ya voy por la tercera versión. Una vez que tienes la primera, después vienen las correcciones. Los personajes y la historia ya están en mi cabeza: estoy conectada con ellos. Pero estoy tratando de llegar a algo que todavía no consigo.

CIFRAS

3 cuentos aparecen el libro Tres mujeres de Susanne Noltenius.

45 años tiene la narradora peruana Susanne Noltenius.

3 ganadores tuvo el último Premio Nacional de Literatura.

PERFIL

Susanne Noltenius

Autora peruana

Estudió Administra-ción de Empresas en la Universidad del Pacífico. Publicó el libro Crisis respiratoria en 2006.Ha sido incluida en diversas antologías.

Lo más leído