Selección peruana: Esta es la nueva camiseta para la Copa América 2019 (FOTO)

210 héctareas de parque ecológico en riesgo de ser invadidas

GRA pide que el IMPLA apruebe plan específico para cautelar el área que aún no fue usurpada
210 héctareas de parque ecológico en riesgo de ser invadidas

Luis Huertas Castillo, coordinador de la vía troncal interconectora de Miraflores, Alto Selva Alegre, Yanahuara, Cayma y Cerro Colorado

22 de Junio del 2018 - 10:16 » Textos: Gisela Vilca » Fotos: Correo

Doscientas diez hectáreas del parque ecológico Las Rocas de Chilina de Alto Selva Alegre (ASA) corren el riesgo de ser invadidas, porque aún no se declara la intangibilidad del área debido a que el Instituto Municipal de Planeamiento (IMPLA) no aprueba el plan específico.

El coordinador de la vía troncal interconectora de Miraflores, Alto Selva Alegre, Yanahuara, Cayma y Cerro Colorado, del Gobierno Regional de Arequipa (GRA), Luis Huertas Castillo, precisó que deberían iniciar el proceso y convocar a audiencias públicas para seguir con el proceso.

Recientemente, dicho instituto les mandó un oficio, señalando que la Fiscalía del Medio Ambiente ha interpuesto una medida cautelar por las áreas agrícolas y no permitiría hacer los trámites, pero el parque no tiene chacras, ya que es eriazo, presenta rocas y poca vegetación, pues es un área de protección natural. “No sé por qué el IMPLA quiere dilatar esto, nos preocupa”, dijo.

REVERSIÓN. Respecto al pedido de la reversión de este terreno que solicitó el GRA en julio del 2017 a la Superintendencia de Bienes Nacionales (SNB), tampoco hay respuesta, pese a que llegaron dos comisiones de la SBN para realizar inspecciones oculares y dieron un plazo perentorio al municipio para presentar sus descargos sobre qué hicieron y qué proyectos realizaron para cautelar ese lugar.

Como se conoce, el terreno del parque ecológico era de 510 hectáreas y fue entregado en cesión de uso a la Municipalidad de Alto Selva Alegre en el 2003, pero en lugar de preservarlo se permitió invasiones urbanas de varias asociaciones en 300 hectáreas.

Huertas señaló que si no tienen el plan específico aprobado, ni la reversión del predio al GRA, no pueden invertir en proyectos, como hacer un museo de sitio, preservar la flora, fauna y zonas arqueológicas.

Desayunos de Correo

Lo más leído