El 80% de la población de Nicolás Valcárcel se queda sin puente para cruzar río

Construcción de un puente se estancó y consejero advierte que municipalidad no puede usar la garantía
El 80% de la población de Nicolás Valcárcel se queda  sin puente para cruzar río

El 80% de la población de Nicolás Valcárcel se queda sin puente para cruzar río

04 de Enero del 2018 - 09:19 » Textos: Correo » Fotos: Marco Antonio Turpo

Pareciera una pesadilla de nunca acabar. Los pobladores de Urasqui, Secocha y otros anexos del distrito Mariano Nicolás Valcárcel, en la provincia de Camaná saben que en el periodo de lluvias deben arriesgar sus vidas al cruzar el río a bordo de un andarivel.

El primer drama del año empezó la tarde del martes, por la crecida del río Ocoña, que cubrió el puente artesanal de palos que une la zona de Piuca-Huaca con Secocha y Urasqui, lo que impidió que los lugareños y transportistas puedan cruzar.

Pobladores del distrito, indicaron que el perjuicio es para el 80% de vecinos, tomando en cuenta que la mayoría se trasladan a ambas zonas para laborar en la minería artesanal.

OBRA. “La única forma de cruzar el río es por andarivel”, dijeron. Aunque ayer, en horas de la tarde, bajó un poco el caudal y los transportistas volvieron a usar los puentes de palos, pero bajo el alto peligro de que la estructura ceda al peso, y consecuentemente sean arrastrados por el caudal.

Este problema de exposición al peligro de las personas podría haber acabado este año, si en octubre del 2017, tal como estaba previsto, se habría concluido la construcción del puente valorizado en 16 millones de soles. Sin embargo, la obra no tiene mayor avance.

El consejero por esta provincia, Carlos Dongo, informó que hasta la fecha solo se ha ejecutado uno de los pilares del puente, faltando aún las centrales que tendrían que ir en medio del río.

“Con estas lluvias, no se puede trabajar y tendrán que esperar hasta marzo”, expresó.

Es preciso recordar que la Contraloría, intervino a la comuna por haber desembolsado 8 millones 600 mil soles, es decir, más de la mitad del presupuesto de la obra, pese a que el avance solo alcanzaba al 30%.

Desde entonces, la empresa ABM, hicieron trabajos mínimos y sin mayor avance. Dongo informó que lo preocupante es que la municipalidad no puede intervenir y hacer uso de la carta fianza, porque ya venció el plazo de la garantía.

Ampliación. Tras el plazo establecido de culminación de obra, la empresa solicitó una ampliación de plazo de 120 días