Aproximadamente 3 mil personas viven en medio de aguas residuales (FOTOS)

Silos colapsaron y residuos fecales corren por todas las calles del sector, siendo un riesgo para la salud de los arequipeños

13 de Febrero del 2018 - 09:40 » Textos: Monica Cuti » Fotos: Mónica Cuti

Hace 35 años, habitantes del pueblo Horacio Zeballos Gámez, en el distrito de Socabaya en Arequipa, no tienen desagüe. En el 2012 se inició un proyecto para que sus aguas residuales sean tratadas en una planta que sería hecha por el Gobierno Regional de Arequipa, pero nunca se acabó. Ahora sus silos han colapsado y los desechos corren por las calles de tierra.

OBRA. Las tuberías de desagüe están instaladas en las viviendas, algunas las utilizan, pero como no están conectadas a una red, terminan en una torrentera en la zona G del pueblo, donde debía edificarse la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales (PTAR).

Basta mirar a un costado de la loza deportiva del sector 12 para ver que afuera de las casas de dos pisos hay silos expuestos por donde corre un hilo de agua turbia que se une a otras que salen de más viviendas, formando un charco con desechos fecales.

Fue declarada en emergencia sanitaria por la Gerencia Regional de Salud el año pasado.

El presidente de la asociación, Eusebio Herrera, indica que cada dos meses pagan no menos de 70 soles a privados para que limpien sus silos y absorban el agua residual de sus viviendas. “No se puede vivir así, tenemos que hacer algo, por eso estamos exigiendo cuanto antes la construcción de la PTAR”, dijo.

PLANTA. La PTAR iba ser financiada por Sedapar y Cerro Verde, pero este convenio se anuló sin razón,

Herrera desconoce el motivo. El alcalde Alexi Rivera señaló que en marzo se culminaría el expediente técnico de la obra y que sería financiada con 5 millones por el GRA, pero el costo total de la obra sería más de 7 millones de soles.

“Esperemos que se cubra el total “, declaró.

  • 10 pueblos de Characato también serán beneficiados con planta de tratamiento

Desconfianza. Los dirigentes y pobladores desconfían en la culminación de la obra para este año