Centro Histórico se llena de ambulantes por falta de vigilancia

Gerencias descuidan Patrimonio Cultural pese a que se ha pedido que refuercen trabajos nocturnos
Centro Histórico se llena de ambulantes por falta de vigilancia

Centro Histórico se llena de ambulantes por falta de vigilancia

02 de Diciembre del 2017 - 07:58 » Textos: Mónica Cuti » Fotos: Correo

Hoy se celebran 17 años de la declaración del Centro Histórico de Arequipa como Patrimonio Cultural de la Humanidad por la Unesco, sin embargo, aún queda mucho por hacer para recuperar este espacio.

La noche llega a estas calles y atrae desorden, sobre todo desde las 21 horas cada día. Las primeras cuadras de la calle Mercaderes se llenan de ambulantes que venden pulseras, mantas gorros, mientras que la calle San Francisco se reúnen los artistas callejeros. Si bien esto se controla de día, de noche nadie lo hace y la situación cobra matices graves.

El gerente del Centro Histórico, Víctor Diván señaló que su gerencia no se encarga de la vigilancia ni del control de ambulantes de la zona, sino que es la municipalidad la institución encargadas de hacerlo. Explicó que en reiteradas ocasiones pidió que se atienda este problema, pero no le han hecho caso.

VERSIONES. “Tenemos el área de Fiscalización que se encarga del retiro de carteles, publicidad, pero retirar a los ambulantes no es nuestra competencia”, justificó.

Otro sector descuidado es la intersección de la calle Santa Catalina y Ayacucho donde las miniván han formado un paradero y operan también de noche. Tratamos de comunicarnos con el gerente de Transporte, Percy Velarde vía telefónica, pero no tuvimos respuesta. Diván, al ser consultado explicó que, según le informaron algunos gerentes, hay desidia de parte de trabajadores nombrados que no laboran correctamente.

Sobre la instalación de cámaras de seguridad, refirió que pidieron que se acelere el funcionamiento de estos, para identificar a quienes hacen pintas como lo ocurrido la semana pasada en el Puente Quiñones.

No obstante, resaltó que el mejoramiento de la calle Recoleta se culmina en febrero por la implementación de drenajes en la zona, trabajos que no fueron considerados en el primer trazo del proyecto.