Chichas y Cauca, pueblos olvidados por las autoridades en Arequipa

Cuentan con postes, pero no tienen energía eléctrica de forma permante. Para comunicarse telefónicamente, suben a una montaña
Chichas y Cauca, pueblos olvidados por las autoridades en Arequipa

Chichas y Cauca, pueblos olvidados por las autoridades en Arequipa

22 de Julio del 2018 - 12:51 » Textos: Nelly Hancco » Fotos: Eduardo Barreda

Las 56 familias del anexo de Chichas y 22 del anexo Cauca en el distrito de Caylloma se sienten excluidas en la región Arequipa, no precisamente porque afrontan las peores condiciones climáticas de la zona andina, sino más bien por la precariedad en la que viven, sin servicios de saneamiento, electricidad y vías de comunicación.

Marta Condori es una pobladora como muchas otras, se siente arequipeña, pero reclama atención para su pueblo.

Un monte a poca distancia del pueblo es el mejor lugar para conseguir señal para el móvil y hasta ahí deben caminar todos aquellos que busquen comunicarse con algún familiar o amigo fuera de su pueblo, por lo mismo, es común ver el desplazamiento de escolares, maestros y comuneros una y otra vez hacia el cerro.

ESCOLARES. Son 13 los niños que van al colegio, todos estudian en un salón, hay alumnos de diferentes grados y todos ellos, además de los cuatro pequeños de jardín usan silos para sus necesidades fisiológicas. Además, se divierten juntos con la única pelota del colegio en el pequeño patio de recreo donde el óxido acabo con los juegos infantiles. Su colegio está flanqueado por postes de energía eléctrica, pero no todos funcionan.

“Muchos están de adorno, porque no tenemos energía las 24 horas del día”, narró el profesor José Carlos Sanizo Saravia.La energía proviene de una pequeña planta que instalaron los trabajadores de Autodema en la represa de Condoroma.

Lescasés de energía se agudiza entre diciembre y febrero, cuando por la falta de agua, las turbinas no funcionan óptimamente para la generación de luz, nos contó el subprefecto de Callalli, Godofredo Márquez.

SEGUNDO USO

Como si fuera poco, los postes y cables del servicio eléctrico no son nuevos, los trasladaron desde Callalli, luego de que hicieran la renovación de la red eléctrica en el distrito. Por todo lo manifestado, los pobladores no tienen medidores en casa y pagan un aproximado de 24 soles, como si el consumo fuera colectivo.

El agua que usan proviene de la laguna Choccoshisha y no está clorada, pese a que se distribuye desde un pozo.

OLVIDADAS

Los pobladores forman parte del 8% de la población carente de servicios de saneamiento que registró el Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI) en proyecciones hacia el 2012 y donde se determina también que el 22% de la población regional no accede al servicio de desagüe, el 67% no tiene acceso a la telefonía fija.

Sin embargo, de acuerdo a la Encuesta Nacional de Hogares (Enaho) realizado por el INEI, la pobreza en el país aumentó en el año 2017 en un punto, es decir es del 21.7%, pero en las zonas rurales la situación se agravó porque se elevó a 44,4%.

EXPECTATIVA

Roberta Quispe también nació en Chichas y guarda la esperanza de que sus hijos sean profesionales para que no padezcan las necesidades que ella afronta. Al igual que Roberta, las familias de Callalli, cuyo ingreso económico depende solo de la crianza de camélidos sudamericanos, guardan las esperanzas de que las autoridades locales .

Cabe indicar que la municipalidad de Caylloma tiene un proyecto con el Ministerio de Vivienda para ejecutar el proyecto de instalación de agua y desagüe, cuyo costo sería un millón 145 mil soles, pero aún falta asignar presupuesto, mientras por ahora solo les queda esperar.

Lo más leído