En fotos: conoce cómo se vivió la violencia por proyecto minero Tía María

Promineros realizaron marcha a favor de la mina, pero fueron agredidos con palos y piedras por antimineros. Policía lanzó varias bombas lacrimógenas para controlar la situación.

30 de Enero del 2015 - 11:29 » Textos: José Sotomayor » Fotos: José Sotomayor / Enviado especial

Gran tensión se vivió anoche en el distrito de Cocachacra (Islay). La marcha organizada a favor de la ejecución del proyecto minero Tía María terminó en violencia por acción de los antimineros.

Desde las 15:00 horas horas alrededor de 500 pobladores pro mineros se concentraron en el coliseo municipal Beningno Pérez Málaga para posteriormente marchar por las calles de la ciudad de Cocachacra, mostrando su respaldo al protecto

Frente a ellos, más de 200 pobladores en contra del proyecto minero se acercaron con carteles y palos en mano mientras gritaban "Agro sí, mina no", por lo que 400 efectivos policiales se desplegaron a fin de evitar un enfrentamiento directo.

Al promediar las 18:00 horas los manifestantes a favor de la mina terminaron su marcha en la plaza de armas de Cocachacra. "Yo apuesto por el progreso y esta marcha es una muestra del deseo de la gente por el proyecto Tía María " sostuvo Nestor Flores, regidor de la municipalidad del lugar, mientras se coreaban vivas al proyecto. Sin embargo, la calma duró poco, pues los manifestantes del otro bando iniciaron un intercambio de ataques con piedras y palos dejando al menos 5 personas heridas entre ellas dos mujeres y un efectivo policial.

Para controlar los disturbios la policía tuvo que hacer uso de más de 15 bombas lacrimógenas a fin de despejar las calles y retomar la calma.

Ni siquiera la iglesia estuvo excenta del conflicto pues también recibió ataques, por lo que el párroco José Casceli Sandoval salió al frente del conflicto portando una cruz de gran tamaño.

"Le pido a Dios la paz, que mis hermanos se manifiesten sin violencia fisica y verbal, pongamos un alto a esto" dijo entre lágrimas y voz entrecortada pues no pudo evitar verse afectado por los gases lacrimógenos.

Al promediar las 21:40 horas la policía controló a unos pocos revoltosos que se desplazaron hasta las chacras de la zona lanzando amenazas y piedras con ondas.

Finalmente se conoció que algunos pobladores  integrantes del colectivo prominero  como Víctor Díaz, sufrió disturbios en su vivienda.