Comerciante muere tras resbalarse dentro de comisaría en El Pedregal

Familiares llegaron desde Cañete al enterarse del hecho por un amigo
Comerciante muere tras resbalarse dentro de comisaría en El Pedregal

Comerciante muere tras resbalarse dentro de comisaría en El Pedregal

20 de Noviembre del 2017 - 07:37 » Textos: Zintia Fernández » Fotos: Difusión

Desde Cañete (Ica), Nathaly Orihuela Castro pidió que se aclare la causa de muerte de su padre, David Orihuela Crisanto, cuando se encontraba detenido en la Comisaría de El Pedregal (Majes).

Orihuela Crisanto (53) fue intervenido por los agentes de dicha dependencia, ayer en la madrugada, cuando conducía el vehículo de placa V8L - 391 en aparente estado de ebriedad, en compañía de otra persona.

Para las investigaciones por el presunto delito de peligro común, fue llevado a la dependencia policial, pero minutos después el comerciante convulsionó y fue trasladado al Hospital Central de Majes, donde los médicos certificaron su deceso.

Trascendió que, en versión de los agentes de la comisaría, Orihuela resbaló y se golpeó la cabeza contra el piso. Sin embargo, Nathaly cuestionó dicha versión y solicitó una investigación.

“Es extraño que haya fallecido de esa manera. Traté de comunicarme con la Comisaría para saber qué pasó, pero no me dieron muchos detalles. Mis tres hermanos viajaron para Arequipa", dijo.

El cuerpo del vendedor de quinua fue internado ayer por la tarde en la morgue de Arequipa, donde se realizó la necropsia de ley. Este procedimiento empezó pasada las 18:00 horas y determinó que murió por traumatismo encéfalo-craneano a raíz de una caída.

TRABAJO. Hace 15 años, David Orihuela llegó a El Pedregal por su trabajo de comerciante, labor que desempañaba desde muy joven.

En este distrito asumió el cargo de presidente de la asociación de vivienda El Triunfo de Majes. Su hija recordó la última visita de su padre cuando viajó el 15 de noviembre. “Le gustaba juntar a todos sus hijos”, dijo.

El cuerpo será trasladado a Imperial (Cañete), lugar donde nació, para el velorio y posterior entierro.