Descubren primer caso de épulis congénito en una recién nacida

Se trata de extrañas ampollas en la boca y en el Perú se reporta el mal por primera vez
Descubren primer caso de épulis congénito en una recién nacida

Descubren primer caso de épulis congénito en una recién nacida

12 de Septiembre del 2017 - 11:17 » Textos: Correo

La enfermedad épulis congénito es un mal que afecta a por lo menos mil pacientes en el mundo, uno de ellos en el Perú. Se trata del primer reporte de este mal en el país y que fue recientemente descubierto por el docente de la carrera de Odontología de la Universidad Continental, Mario Elías, en una niña de siete días de nacida y proveniente de Jauja.

El mal es también llamado tumor congénito de células granulosas, tumor gingival de células granulosas, tumor de Newmann o simplemente épulis congénito del recién nacido. “Se trata de una enfermedad rara cuyas causas son desconocidas”, señala el especialista, cuyo etudio fue publicado en la revista española Pediatría Atención Primaria, como un importante aporte médico a la investigación de esta patología.

En algunos casos, ya sea en mujeres embarazadas o bebés, los tumores desaparecen por sí solos. No obstante, a veces requiere intervención quirúrgica. “En la primera paciente de Perú con épulis congénito, fue necesario practicarle una cirugía. La operación se realizó sin incidencias y la lactancia materna se reanudó inmediatamente después. La bebé se ha recuperado satisfactoriamente y está saludable”, detalla el dentista.

Si bien, no existe manera de prevenir esta enfermedad, el cirujano dentista recomienda que los centros de salud deben orientar y educar sobre salud bucodental durante el embarazo. Además, advertir a los padres que el épulis congénito es un tumor benigno, por lo que no deben alarmarse.

La niña fue analizada luego de observar en su boca extrañas ampollas que impedían que se amamantara. Esta es la manifestación típica del mal, que suele aparecer en el borde alveolar del maxilar superior o mandíbula del recién nacido, obstaculizando inclusive la respiración o alimentación del paciente. El seguimiento de la enfermedad hace ver que en muchos casos suele desaparecer de manera espontánea, pero lo recomendable es la cirugía láser. No suele aparecer nuevamente y su origen es aún desconocido.

  • 1871 fue cuando se reportó el primer caso y afecta mayoritariamente (85%) a las niñas