Luis Nava confesó que Odebrecht entregó dinero a Alan García Pérez

Después de leer esta nota no querrás volver a fumar

“Digamos que empiezas a fumar a los 20 años, si tu esperanza de vida en la actualidad es de 75, se reduce a 45 o 50”.

31 de Mayo del 2015 - 11:22 » Textos: Roy Cobarrubia » Fotos: Eduardo Barreda

Después de saber qué ocasiona el tabaco, estoy seguro que nunca volveré a fumar un solo cigarrillo. Haber conversado con el cirujano oncólogo del Instituto Regional de Neoplásicas del Sur (Iren Sur) Jorge Ríos Málaga, fue el remedio para evitar al “cuco de la muerte” que se convirtió desde hace un par de días en un buen pretexto para dejar de consumir un cigarrillo cuando hace frío o cuando se quiere sentirse más “chevere”. 

De acuerdo a Ríos y su experiencia, en casos de cáncer pulmonar, el 95% de sus pacientes muere, y no porque sea un mal doctor, sino porque sus pacientes vienen tarde a que les realicen un chequeo. 

Tos constante, ronquera, agitación y en ocasiones carraspeos acompañados de sangre, son algunos de los síntomas que casi obligan al paciente a visitar a un especialista. “¿Sabe cómo se evita todo el problema? Solo hay una forma, dejando de fumar”, expresa el Ríos Málaga, quien durante su trayectoria, ha observado con ojo clínico los efectos sociales y familiares que ocasiona un paciente con cáncer.

JUVENTUD. Mi primer encuentro con el cigarrillo fue a los 17 años de edad y hoy sé que me encontraba entre las cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS) dado que la mayor parte de los fumadores han comenzado a los 18 años de edad, y casi la cuarta parte de ellos, antes de cumplir los 10 años. Sin embargo, estoy casi seguro que eso ha cambiado pues para mi sobrino que se enteró, en una conversación, que empecé a fumar a un año de la adultez me calificó de “monse” y antiguo. “Tío, en el colegio todos ya fumamos”, me dijo y él solo tiene 10 años. 

Para los especialistas, fumar de 15 a 20 cigarrillos por día es un camino al cementerio. Lo bueno, según un examen personal, es que yo fumaba de dos a tres cigarrillos diarios y hoy lo he dejado por cuestiones de noviazgo y porque quiero vivir un poco más. “Digamos que empiezas a fumar a los 20 años, si tu esperanza de vida en la actualidad es de 75, se reduce a 45 o 50”, explica Ríos. 

El tabaco tiene, según los especialistas, más de 200 elementos cancerígenos y estos pueden ocasionar tumores malignos en cualquier parte del aparato respiratorio y ahí está la cuestión, en el lugar.

LUGAR. “Digamos que el tumor se ubica al final de la traquea sin obstruir los bronquios, entonces no pasa nada, pero si el mal se ubica en la laringe o en los alveolos tenemos un problema serio”, expuso Ernesto Vargas Quesada, jefe del Departamento de Medicina del Iren Sur. Y su justificación es seria y de sumo cuidado, para el que seguramente mientras fuma lee este texto, pues el cáncer es un mal silencioso. “Hay personas que me dicen doctor yo he fumado toda mi vida y no pasa nada, pero la verdad es que si pasa algo, pues su lóbulos pulmonares van muriendo hasta que empieza la ronquera y la tos con sangre”, dice Vargas.

James Bond y Frank Sinatra fumaban en sus películas, tenían un aspecto más varonil y daban la impresión de que eran diferentes, esos dos puntos, según el psicólogo del hospital Goyeneche, Gustavo Luza, direccionan a los adolescentes a iniciarse como fumadores. Todo por una cuestión social, de aceptación o de estatus. “Los jóvenes no fuman solos en el parque, fuman entre amigos, en grupo, por aceptación o porque sienten que al fumar tienen un estatus económico diferente”, dice Luza. Lo malo es que cuando el cáncer aparece en los pulmones, no solo el paciente sufre un problema psicológico también su entorno social y familiar. Estoy seguro que después de saber que fumar es un paso a la tumba dirá no cuando le pregunten: ¿desea fumar un cigarrillo?

Lo más leído