Doloroso proceso para identificar a las víctimas del bus

Doce niños y cinco adolescentes, están entre los 44 fallecidos, solo cuatro permanecen en la morgue y el resto fueron retirados por sus deudos para el sepelio
Doloroso proceso para identificar a las víctimas del bus

Doloroso proceso para identificar a las víctimas del bus

23 de Febrero del 2018 - 13:23 » Textos: Augusto Valdivia » Fotos: Augusto Valdivia

Las calles de Camaná amanecía distintas, el ambiente caluroso del verano paso inadvertido en este día tan trágico para 44 familias que, perdieron a sus seres queridos, en la fatídica noche en que un bus de la empresa Rey Latino, cayera a un abismo en Ocoña.

Desde el miércoles en la noche decenas de ataúdes desfilaban de la morgue de Camaná, puesto que ya se identificaron a los 44 fallecidos; sin embargo, al cierre de este informe, cuatro continuaban internados.

Por la gravedad de la tragedia, el fiscal Luis Fernando Supo Ramos de la Primera Fiscalía Provincial de Camaná; los fiscales de Alto Majes, Caravelí y el director del Hospital de Apoyo de Camaná, Antonio Llamosas Ampuero, se entregó en tiempo récord a las víctimas.

Entre los fallecidos, se identificaron a 17 menores de edad de ellos, 12 eran niños menores de 12 años que viajaban junto a sus padres. En unos casos, también perecieron los progenitores.

DESPEDIDA. Desde la ciudad de Ica llegó Jean Carlo García Solís al enterarse del lamentable accidente donde falleció su padre, Seferino Antonio Chuchi García (48), quien era un reconocido mecánico que trabajaba en la mina de Mollehuaca, en Caravelí. Manifestó que su padre se trasladaba a Arequipa a comprar material para su empresa y cumplir con las labores mineras mineras, lamentablemente no recuperó sus pertenencias y mucho menos su dinero.

Su hija Yanet Garcia dijo entre lágrimas que deja siete hijos, cuatro de ellos en edad escolar.

Recordó, que su padre, era muy querido y le pedía que sea profesional. “Me iba a presar dinero para ir a estudiar a Lima, ahora por mi papá, me voy a esforzar más”, mencionó.

En un ataúd color café, fue trasladado en un vehículo hasta la ciudad de Ica, donde lo espera su señora madre quien se encuentra delicada de salud, desde hace buen tiempo, mañana será el entierro.