Dos adolescentes involucrados en asesinato de comerciante arequipeño

Consumieron licor con la víctima. Una de ellas dijo que disparó porque antes la había violado
Dos adolescentes involucrados en asesinato de comerciante arequipeño

Menores inmersas en homicidio calificado.

08 de Septiembre del 2017 - 10:16 » Textos: Julio Chatta » Fotos: Julio Chatta

Dos adolescentes de apenas 16 y 15 años fueron intervenidas por la PNP, sindicadas de participar en el asesinato del comerciante arequipeño Juan Víctor Denos Gonzáles (33), que fue baleado en la cabeza dentro de su vehículo a la altura del km. 10 de la carretera Costanera y luego su cadáver trasladado a la zona auxiliar del Parque Industrial para ser quemado.

Las menores A.M.P. (16) y E.V.A. (15) son amigas. En la sede de Homicidios del Depincri reconocieron que habían tomado licor el lunes por la tarde con el adulto, y la primera nombrada refirió haber baleado a su acompañante, aduciendo una venganza porque antes la había violado.

La menor de 15 años conocía al adulto, porque este cada vez que viajaba a Tacna por negocios solía guardar su vehículo en la cochera de la casa familiar de la adolescente, en la asociación Habitat-Ciudad de Dios

Según las investigaciones, Juan Denos había viajado de Arequipa a Tacna con la camioneta Toyota Hilux color gris de placa V6X-817 en las primeras horas del lunes 4, para comprar mercadería y accesorios para su vehículo, pero por la noche su cónyuge perdió contacto telefónico con él, y preocupada por la desaparición viajó a Tacna para indagar.

El martes 5 se halló el cadáver carbonizado N.N. en el descampado de Ciudad Nueva, y al día siguiente con la autopsia se conoció que era un varón asesinado por disparo de arma de fuego y luego incinerado.

Ese mismo día los familiares de Juan Denos en las indagaciones en Tacna ubicaron a un amigo que el comerciante arequipeño solía frecuentar en sus viajes a la ciudad. Ese amigo (cuya identidad se reserva), mostró mensajes y fotos que Juan le había enviado por Whatsapp el lunes por la tarde, donde al ahora difunto se le veía libando en su vehículo y acompañado de dos mujeres jóvenes que tenían prendas diminutas.

“Teniendo esa información, citamos a las muchachas para que declaren como testigos sobre la desaparición de Juan Denos. Ellas inicialmente negaron que lo hubieran visto, pero luego se pusieron nerviosas ante el interrogatorio de los agentes de Homicidios, y finalmente al mostrarles las fotos donde departían como amigos confesaron lo que había pasado”, dijo el coronel PNP Wilder Rodríguez Arapa, jefe de la División de Investigación Criminal y Apoyo a la Justicia (Divicaj).

Según los investigadores, después la menor de 15 años decidió cooperar y dijo que su amiga de 16 años había contado que ya tenía un comprador del vehículo robado a la víctima, por lo que presumen que el móvil del crimen sea el robo y posterior venta de la camioneta para obtener dinero de forma ilícita.

De manera preliminar se supo que A.M.P (16) indicó que tras disparar a Denos, la pistola utilizada la botó en un descampado de la parte baja de la ciudad, luego el cadáver lo introdujo en un cilindro de plástico azul y con apoyo de un taxista lo trasladó hasta Ciudad Nueva, donde roció combustible al recipiente con el cuerpo adentro y puso dos llantas para que arda totalmente.