Dos señoritas fueron asaltadas y ultrajadas por falsos taxistas

Casos ocurrieron en Tiabaya y Characato, una de las agraviadas es una adolescente de 16 años
Dos señoritas fueron asaltadas y ultrajadas por falsos taxistas

Dos señoritas fueron asaltadas y ultrajadas por falsos taxistas

06 de Junio del 2017 - 09:09 » Textos: Juan Guillermo Mamani

Vuelven al ataque las bandas de los falsos taxistas quienes no solamente asaltaron a dos señoritas en los distritos de Characato y Tiabaya, sino que también las ultrajaron sexualmente.

AMIGO. El primer caso se registró el último lunes, aproximadamente, a la 1:30 horas cuando E.L.M. (18) se encontraba ingiriendo bebidas alcohólicas con dos amigos en la Av. Andrés Avelino Cáceres, en José Luis Bustamante y Rivero.

La joven contó a los policías que posteriormente abordó un taxi con ambos para continuar la reunión en una casa.

Sin embargo, cerca al paradero de Los Tunales, se percata que solo se encontraba acompañada de uno de los varones de nombre “Iván”, quien en complicidad con el taxista abusó sexualmente de ella.

El agresor uso un cuchillo para amenazarla, la golpeo y quitó su celular y parte del dinero que llevaba consigo.

Finalmente, fue abandonada en la zona mencionada y gracias a unos vecinos, la muchacha fue llevada a la comisaría de Tiabaya para denunciar el hecho.

SECUESTRO. El segundo caso se reportó el lunes alrededor de las 23 horas.

G.N.Q.M. (16) fue secuestrada en un taxi y violada por dos sujetos que abordaron el vehículo. La menor señaló que, junto a su enamorado, abordó un taxi por el sector de Las Pampas en Socabaya con dirección a Paucarpata.

Pero solo algunos metros más adelante, el taxi donde iban se estrelló contra una piedra que fue dejada en medio de la pista. De inmediato, dos sujetos abordaron el auto; primero obligaron al enamorado a bajar del vehículo e hicieron que el taxista siga a una camioneta. Tras golpear al conductor, lo bajaron del carro y finalmente abusaron de la adolescente, quien fue dejada horas después cerca al estadio Carpio Alarcón en Characato.

El caso fue derivado al Depincri y no se descarta que sean los mismos hampones.