“El Hay Festival tiene una temática múltiple”

Por tercer año consecutivo Arequipa es sede del encuentro que, se espera, congregará a 21 mil asistentes
“El Hay Festival tiene una temática múltiple”

“El Hay Festival tiene una temática múltiple”

09 de Noviembre del 2017 - 08:59 » Textos: Mónica Cáceres » Fotos: Correo

Arequipa estará en los ojos del mundo, desde hoy hasta el domingo, al ser sede del Hay Festival, encuentro cultural que reunirá a reconocidos expertos internacionales en literatura, ciencias, cine, música, derechos humanos, periodismo, y mucho más.

Correo dialogó con Ángela Delgado, directora de desarrollo del evento.

¿Cuáles son las expectativas para este Hay Festival? Las mejores, porque la gente está muy activa en redes, y estamos recibiendo mucho interés por la programación, sobre todo, por conocer un poquito más respecto a algunos autores cuyos nombres en realidad no son familiares, pero luego buscan y ven que son gente profesional de primera.

Es el tercer año de este encuentro. Sí, y tenemos la mayor expectativa para seguir consolidando el festival en Arequipa, porque esto es un proceso, este es nuestro tercer año y queremos también, a través de la comprobación de hechos, que la gente sepa, y que nuestros patrocinadores sientan que apoyan una causa maravillosa para la ciudad.

¿El Hay Festival también se desarrolla en otras partes del mundo? Sí, se realiza en otros países. Por ejemplo, tenemos Hay Festival Querétalo en México, Hay Festival Cartagena en Colombia, Hay Festival Segovia en España, y en otros lugares. En todos esos puntos, nuestros festivales están en coordinación directa. Somos una red, por tanto el nombre de Arequipa también suena en España y en todas las partes donde está presente la institución. Obviamente, el Hay se realiza en distintas fechas.

Estaremos en los ojos del mundo. Claro que sí, porque no solo es la movida que hacemos acá, sino el eco que tenemos en las otras sedes.

¿De qué depende que el Hay Festival se quede en Arequipa? Básicamente, del apoyo institucional, especialmente del sector público como el privado, agradecemos el apoyo del Gobierno Regional de Arequipa y ojalá pueda ser mayor. Hace poco me dijeron que el Hay Festival fue declarado como actividad de interés regional, eso me parece positivo, porque un encuentro de esta naturaleza tiene que recibir el respaldo, como sucede en México, donde más del 50% del apoyo viene de fondos públicos, tienen un fondo para la cultura y turismo, y más que un gasto es una inversión, porque en el festival se conoce más del mundo a través de los maravillosos invitados.

¿Cuántos expositores habrá? En este festival, entre extranjeros y nacionales tenemos 132 expositores. Vienen de distintos países del mundo y la temática es múltiple y variada. Asimismo, el concierto de Haydée Milanés está concitando mucha atención y hemos puesto especial cuidado con las universidades. Por ejemplo, la Católica Santa María tiene un programa especial, la Católica San Pablo desarrolla el Hay Joven, y estamos esperando a la UNSA, para que también aporte al festival.

¿El Hay Festival tiene temática múltiple? Sí, el Hay festival tiene una temática múltiple, por ejemplo, viene Miguel Pita a hablarnos del ADN, es un súper científico. Pocas veces ha venido gente como él acá, yo invitaría a los profesionales en medicina y biología que se interesen en participar, porque no tenemos especialistas así todos los días en Arequipa.

También viene gente de museos, como Jago Cooper , que es el curador de la sección Américas del museo británico. Además tiene un video maravilloso de los incas denominado “Maestros de las nubes”. Gente como ellos no nos visitan todos los días y el costo para participar es S/5.00, no nos hace nada y hay que aprovecharlos. Los estudiantes (universitarios y de los dos últimos años de secundaria) tiene ingreso gratuito, todo depende del aforo del local, pero simplemente necesitan registrarse en la Biblioteca Mario Vargas Llosa. También hay dos actividades para docentes en el Instituto Cultural Peruano Norteamericano, y el Hay Festivalito, donde el ingreso es libre para los niños, pero los padres deben acompañarlos.