Feminicidio: Mató a su expareja y después trató de quitarse la vida

El asesino fue encontrado desangrándose en Uchumayo e ingresó a tres postas para ser estabilizado
Feminicidio: Mató a su expareja y después trató  de quitarse la vida

Ocurrió en Lara, Ciudad Mi Trabajo

07 de Febrero del 2018 - 09:59 » Textos: Zintia Fernández » Fotos: Zintia Fernández

Valeria Justo Lira (20) fue encontrada sin vida al costado de la cuna de su pequeña hija. La ama de casa es la segunda víctima de feminicidio de este año en Arequipa, de acuerdo a los avances en las investigaciones policiales.

Ayer, aproximadamente a las cinco de la mañana, un familiar ingresó a la habitación de Valeria y descubrió una terrible escena. Había restos de sangre en el piso, parte de la cama y un cuchillo cerca a los cabellos de la fallecida.

La noche anterior, su expareja, Stevenson Montero Condori (28), la visitó en su vivienda ubicada en Lara, Socabaya, pese a tener restricción.

Discutieron en el primer piso de la vivienda, se presume que por celos, y terminó estrangulándola. El resultado de la necropsia confirmó la causa de muerte.

Valeria falleció a las 23 horas del lunes. Presentaba pequeños cortes en la pierna y en las muñeca de sus manos, intentó defenderse con un cuchillo. Los gritos no fueron percibidos por la familia. Cuando los agentes realizaron las pruebas se corroboró que los ruidos en la habitación de la víctima no se escuchaban hasta donde descansaban los demás.

Tras el presunto feminicidio, Montero se llevó a su pequeña hija y la entregó a sus familiares.

Mientras los peritos de criminalística y agentes de Homicidios recogían evidencias en la escena del crimen (Socabaya), un grupo de obreros encontraron a Montero con restos de sangre en sus prendas de vestir y con un corte de 10 cm en la mano izquierda tendido cerca a unas obras de construcción que se realiza en el asentamiento humano El Nazareno, Uchumayo.

Los serenos del mencionado distrito trasladaron a Montero al hospital Honorio Delgado, pero antes tuvo que ser ingresado a dos puestos de salud para estabilizarlo. El cambista llegó al nosocomio, cerca a las nueve de la mañana, cuando el cuerpo de su expareja era internado en la morgue.

Después de la atención médica, el hombre quedó con resguardo policial hasta que mejore.

Llamada. En la madrugada, los agentes del 105 recibieron la llamada de un varón que aseguraba haber matado a su pareja.

Lo más leído