Luis Nava confesó que Odebrecht entregó dinero a Alan García Pérez

Gabriel Almonte decide confesar pero se siente amenazado

Se convierte en el cuarto "correcamino del sur" que decide contar como es que operaba la organización criminal
Gabriel Almonte decide confesar pero se siente amenazado

Gabriel Almonte decide confesar pero se siente amenazado

13 de Febrero del 2019 - 09:53 » Textos: Juan Guillermo Mamani » Fotos: Correo

Las declaraciones de los sospechosos integrantes de la banda “Los correcaminos del sur” , que extorsionaba a miniván en la región, son cada vez más escabrosas y detalladas. Gabriel Almonte Concha es uno de ellos y confesó sin reparos su participación en los delitos .

Busca de esa manera cambiar su orden de detención por comparecencia restringida y así lo hizo notar el lunes en la tarde mientras se desarrollaba la audiencia de apelación de su prisión preventiva. Su abogado señaló que días antes decidió confesar el crimen ante la fiscal de Crimen Organizado, Alejandra Cárdenas, pero resaltó que a estas alturas de la investigación, se siente amenazado, y que su integridad podría peligrar.

VERSIÓN. Almonte, o “chascoso” como le decían, luego de ser capturado, dijo que el dinero que recolectaban del cobro a los transportistas de las minivanes eran entregado al exsubgerente de Transportes, Christian Motta, quien, alega, era el encargado de repartir el dinero, principalmente a su superior, el exgerente de Transportes José Gamarra y al exasesor de Yamilia Osorio, Juan Bermejo Velásquez, hoy prófugo de la justicia.

Lo más escabroso vino después, cuando aseguró que al reunirse con los demás detenidos, fue Gamarra quien le sugirió que no dijera nada.

“No digas nada porque Yamila y Bermejo son poderosos”, repitió Amonte ante la fiscal María Alejandra Cárdenas, a cargo de las investigaciones.

En este proceso se considera a Almonte como el encargado de intimidar a los transportistas con el fin de que paguen.

No tiene ningún vinculo laboral con la Gerencia de Transportes. En su intervención, los policías le encontraron una pistola.

Lo más leído