Georgina Rodríguez es la madre de las plantas en el vivero municipal (FOTOS)

Tiene siete décadas, pero su fortaleza y ganas de vivir no la limitan para seguir cultivando flores

25 de Enero del 2018 - 12:49 » Textos: Carmen Meza

Las personas mayores de 65 años, están catalogadas como adultos mayores, y por su edad, son limitadas a pequeñas labores en el hogar.

Georgina Rodríguez de Echegaray tiene 70 años, de los cuales 17 ha trabajado en el vivero de la Municipalidad Distriral de Hunter.

A diferencia de otros de su generación, ella no tiene dolores y se siente capaz de trabajar igual o mejor frente a una persona joven. Su secreto es la cercanía con la naturaleza. Estar en medio de las plantas es su alegría, y así lo demuestra cuando sonríe casi de manera permanente.

Comenzó a trabajar en labores de construcción civil, orgullosa recuerda cuando hizo las paredes del Centro de Educación Ocupacional Municipal, ubicado en el pueblo joven San Juan de Dios.

Siempre tuvo la habilidad de aprender rápido. “Mi esposo era albañil, lo miraba y así aprendí a levantar paredes”, comenta mientras recuerda sus inicios.

Un buen día acudió a pagar sus impuestos en la municipalidad, y el entonces jefe de Parques y Jardines, Ángel Aragón, le pidió apoyo para arreglar un vivero.

Al inicio no sabía nada, pero gracias a las enseñanzas del técnico encargado del lugar, fue conociendo de manera paulatina todo lo referido a sembrar, abonar, podar y cultivar.

En poco tiempo, sabía todo lo necesario sobre el vivero. También recibió capacitación a cargo de personal de la Universidad Agraria La Molina y otras entidades.

TERAPIA

Doña Georgina camina entre las plantas. Al mirar un pequeño árbol recuerda cuando en varias oportunidades aconsejó a sus clientes seguir la terapia de las plantas.

“Me preguntaban el motivo de mi alegría, entonces les decía mi secreto, mantenerse cerca de las plantas”, comenta.

Así, les entregaba árboles pequeños para hacer bonsai. Este trabajo de cuidar y cortar sus ramas es relajante, además le da un toque de color a la casa.

Inclusive una de estas personas se dedicó a la venta de los arbolitos, de esa manera generaba ingresos para su hogar.

A pesar de su edad, esta dama no tiene las dolencias de otras personas de siete décadas y eso la reconforta.

Su vida fue agitada con el trabajo diario y la crianza de sus siete hijos, pero nunca se amilanó. Ahora, a dos años de jubilarse, no piensa dejar su pasión de cuidar plantas. “Son mis hijos, respiro aire puro, las riego, las limpio y al final las entrego a personas que las van a seguir cuidando. Es mi vida.”, dice mientras saca las malas hierbas amenazantes de las hortensias.

Pronto se irá del vivero, por eso eso ahora está transmitiendo todos sus conocimientos a su compañera, así como hicieron con ella cuando empezó en esta área, es responsabilidad de todos heredar el oficio.

Económicos. El vivero de Hunter abrió sus puertas en 1999, pero en la actualidad fue reducido a un 60% por necesidad de otros servicios.

Tiene alta demanda por los precios económicos y la calidad de sus productos. Se pueden encontrar flores desde S/ 1.50, árboles frutales a S/ 3.00 y plantas ornamentales a S/ 2.00. El alcalde Simón Balbuena ha anunciado mejoras en el techo y demás instalaciones.

11 mil plantones de flores, frutales, cactaceas, ornamentales, entre otros tiene el vivero.