Historias de venezolanos que llegaron a Arequipa

"Me vine de Venezuela porque todo era malo", dice Eduardo Mendez
Historias de venezolanos que llegaron a Arequipa

Historias de venezolanos que llegaron a Arequipa

11 de Febrero del 2018 - 10:37 » Textos: Luz Alire » Fotos: Eduardo Barreda

La crisis política en Venezuela ha intensificado la inmigración de sus pobladores hacia nuestro país. Una de las ciudades atractivas para estos extranjeros es justamente Arequipa, por ser la segunda más importante del Perú.

Según cifras que maneja la Oficina Regional de Migraciones, a la fecha dieron 155 carnés de extranjería a venezolanos, es decir, estos tienen residencia en Arequipa. Asimismo, otorgaron un total de 540 permisos temporales de permanencia (PTP), válido para un año, informó el jefe encargado, Elder Meza Chávez.

“A algunas personas el permiso se les vence este mes, pero ellos ya están haciendo el cambio a la calidad migratoria especial, van ser residentes”, explicó.

En lo que va de este año, Migraciones aprobó un total de 16 PTP para venezolanos en la ciudad, los que están en proceso de entrega.

El flujo migratorio se presenta en esta parte del país desde el 2016, el año pasado se acentuó para el caso de los llaneros, al agravarse la crisis por la dictadura de Nicolás Maduro.

PREVALENCIA. El funcionario de la oficina estatal, refirió que este año, el 50% de usuarios en el área de Inmigraciones son de Venezuela. En 2017, representaban solo el 20% del total de atenciones. El aumento se debe a la residencia especial que abrió el Gobierno Nacional.

“A los que tienen carné de extranjería se les otorgó por trabajo, por matrimonio o por estudios. Los que tienen PTP pueden trabajar como cualquier peruano”, expresó.

Correo salió al encuentro de algunos de estos residentes. En el camino por la calle Mercaderes encontramos al joven Eduardo Méndez García (32), quien trabaja como mozo en la Cafetería Manolo.

Contó que salió el 2007 de Venezuela por vía aérea, recorrió México, Costa Rica, Honduras, y fue trabajando en cada sitio al que llegaba.

Arribó a Arequipa a las 04:00 horas del último martes ya con un puesto de trabajo asegurado en mérito a que antes estuvo por acá, en febrero de 2017.

“Me fui de Venezuela por la crisis, exactamente porque todo era malo”, dijo.

Trabajó en diversos países como camarero, bartender, cocinero, ayudante de cocina, y ahora de mozo.

“Me gusta Arequipa, me encanta, por eso vuelvo y aquí estoy nuevamente trabajando”, dijo.

El joven busca abrirse futuro en Europa, y formar una familia y asentarse en este continente. Salió de su país natal para posiblemente ya no volver más.

“Una casa en Venezuela, un departamento de 80 metros cuadrados cuesta solo mil 500 dólares, una casa 3 mil dólares, así está la crisis allá, se gana un dólar mensual”, dijo.

PLANES. Otro caso es el de Catibel Pérez Olmedillo (25), quien lleva un año viviendo en Arequipa. Trabaja en la clínica veterinaria Terán, ubicada en Yanahuara. Siguió estudios superiores en veterinaria en su país, pero por la crisis, no los terminó.

Narró que en un Congreso de Unasur tuvo contacto con personas de Arequipa, quienes le dijeron que acá tendría oportunidad laborales. Cuenta que los encargados de este centro de atención para animales le tendieron la mano al darle trabajo como recepcionista. Empezó desempeñándose medio tiempo y ahora lo hace a tiempo completo.

“La verdad es duro, porque obviamente no quería venir porque estaba con mi familia y todo, pero de verdad que la calidad de vida ya no daba más, pasé hambre por un mes, siempre traumatizados por la delincuencia, a mi hermano lo han secuestrado, a mi me han robado, y esa era la calidad de vida”, expresó.

Desde Arequipa apoya a su familia enviándoles el 30% de su sueldo y espera traerlos a esta tierra.

“La verdad es que por ahora volver no está en mis planes”, acotó.

También en este distrito, encontramos a Carmen Sánchez (34) proveniente de Mérida, quien trabaja vendiendo agua embotellada.

Salió de su país dejando a su familia por un mejor futuro. “De acá no tengo nada que decir, me han tratado de maravilla, todo bien gracias a Dios. Me gusta el trato de las personas, me gusta la ciudad Arequipa”, manifestó.

Vía terrestre. La mayoría de venezolanos no puede darse el lujo de pagar un boleto de avión y deben dejar su país por vía terrestre.

El Bocón en Vivo

Lo más leído