Los padres son héroes en el Perú

Padres extranjeros reconocen el importante aporte en la crianza de los hijos
Los padres son héroes en el Perú

Los padres son héroes en el Perú

16 de Junio del 2019 - 10:53 » Textos: Carmen Meza » Fotos: Correo

Ver por la calle a los niños que van de la mano de sus papás, notar un gesto de seguridad al mirarlos, escuchar a los pequeños plantear una serie de preguntas curiosas; son solo algunas muestras de los hijos como expresión de admiración y hasta los llegan a considerar “héroes” de película.

Esta percepción es bastante peculiar en Perú, pero en otros países se ha perdido con el transcurrir de los años y la llegada de los avances tecnológicos.

Alfredo José Colmenares Carles es de nacionalidad venezolana y llegó a Arequipa hace cuatro meses. Está casado hace 24 años y tiene tres hijos, dos de ellos son mujeres y estudian en Ica y Ecuador.

En el corto tiempo que lleva en la Ciudad Blanca dice que le llamó la atención las muestras de afecto que se ven en las familias que caminan por las calles o están en lugares públicos como restaurantes y centros comerciales. “Los niños son muy educados y con buenos modales. Los padres acá son admirados por los hijos y eso va también hacia los abuelos. Es una bonita muestra de amor”, comentó.

Sabe que, como en todo lugar, no todos los padres son responsables y a veces abandonan el hogar. Por ello hizo una reflexión: “No hay que traer hijos al mundo si no son deseados porque les van a generar frustración. Hay que tener en cuenta que hasta los siete años se les va formar por eso los primeros años son primordiales. No hay que olvidarse que la ley divina es perfecta”, puntualiza.

Alfredo se considera suertudo, ya que ni bien llegó postuló para encargarse de la elaboración del desayuno escolar en la I.E. Santa Dorotea y ganó el concurso, según él, porque ha estudiado gastronomía en su país. Recuerda que tuvo dificultad para preparar los bebibles, pero en siete días superó el impase.

Ha logrado crear nuevas recetas, entre ellas el Pabellón Arequipeño, un plato inspirado en su país con modificaciones; lleva arroz, frejol, plátano, palta y charqui. Considera que los alimentos que entrega Qali Warma son importantes para los estudiantes por su alto contenido nutricional.

RESPONSABILIDAD

La historia de Frank Erick Loja Soto es similar. Nació en Perú, pero a los 17 años se fue a Colombia en donde estudió, se casó y tuvo dos hijas, luego de dos décadas regresó a su país natal.

En su caso, la relación con su pareja no prosperó y se separaron. Las hijas se quedaron con la madre, pero asegura que a pesar de la distancia mantiene una comunicación permanente con ellas. “El papá es para toda la vida. Los hijos son importantes, por eso no debemos alejarnos y estar pendientes de lo que les pueda suceder. El trabajo conjunto con la madre es importante, para eso no es necesario vivir juntos”, indicó.

La mayor de sus hijas está a punto de culminar sus estudios escolares y le pidió venir a Perú, eso lo hace feliz y ya se está preparando para el acontecimiento.

Al igual que Alfredo, estudió gastronomía y derecho, que logró culminar en la UNSA. Ahora está haciendo un doctorado, pero en las mañanas trabaja en el colegio Arequipa donde se encarga de preparar el desayuno escolar para 397 niñas. “Durante cuatro años he sido docente de cocina de un colegio por eso no tengo problema en trabajar con estudiantes, eso me hace feliz”, concluye.

Los varones en la cocina

El Programa Nacional de Alimentación Escolar Qali Warma brinda alimentos para la elaboración del desayuno en los colegios. En esta labor diaria intervienen varios varones que preparan de manera adecuada los alimentos y cumpliendo con las recomendaciones sanitarias.

Lo más leído