Malos usuarios aún vierten aguas servidas al río Chili

Especialista de la Autoridad Local del Agua, exhorta a los alcaldes a adquirir plantas para tratar el agua y reutilizarla en parques
Malos usuarios aún vierten aguas servidas al río Chili

Malos usuarios aún vierten aguas servidas al río Chili

04 de Septiembre del 2017 - 10:30 » Textos: Nelly Hancco » Fotos: Correo

Desde la construcción de la planta de tratamiento de aguas servidas La Enlozada en el año 2015, la contaminación del río Chili disminuyó considerablemente, sin embargo, aún existen pequeñas empresas y restaurantes que vierten las aguas de desagüe directamente a la cuenca.

En el programa radial de la Autoridad Local del Agua de Arequipa, el especialista de la calidad del agua, Jimy Córdova Machicado, informó que a la fecha identificaron 45 puntos de vertimiento de agua contaminada hacia el Chili, Socabaya, La Joya. Aunque estas redes no emiten residuos en gran cantidad como lo hacían antes con las descargas de los colectores de Sedapar en las zonas de Alata, Huaranguillo, Arancota y Tiabaya, el Chili aún recibe aguas negras que llegan hasta el mar.

Córdova informó que se trata de empresas e incluso una asociación de vivienda con aproximadamente 15 predios que no se encuentran en la altura necesaria para empalmar las redes con las de Sedapar.

Al menos 25 responsables ya fueron sancionados a raíz de ello, otros decidieron cerrar, sin embargo, el especialista considera que los administradores deben poner mayor interés en coordinar con las municipalidades o Sedapar para mejorar esta situación.

“Pueden adquirir equipos, para bombear el agua”, manifestó.

De acuerdo al especialista, hasta antes del funcionamiento de la planta La Enlozada, el río Chili tenía niveles de coliformes que alcanzaban a 30 mil bacterias por litro de agua, pero esto se redujo a 10 mil, lo que permite que esta agua puede ser usada para el riego de cultivos de tallo alto, pero no para el consumo directo.

APROVECHAMIENTO. Reutilizar el agua es una actividad que promueve no solo la Autoridad Local del Agua, sino Sedapar. Por ejemplo, en el distrito de Alto Selva Alegre, el año pasado se capacitó en algunos colegios, con el fin de que el agua con el que los escolares se lavan las manos sea reutilizado en el riego de las plantas, porque su tratamiento no requiere de mayor avance. Sin embargo, el proyecto aún no fue concluido y se espera que en el 2018 se concrete el proyecto integral.

Una de las municipalidades que sí usa una planta de tratamiento primario es Yarabamba para tratar el agua y reutilizar en el riego de las vías, pero aún está en proceso de mejorar la manipulación.

En opinión de Córdova, las otras municipalidades de Arequipa podrían adquirir la misma planta para regar sus parques y jardines.

  • 1,500 litros por segundo de aguas servidas trata la nueva planta La Enlozada

El Chili tiene dos categorías. La primera está considerada desde la naciente hasta la captación de agua de Sedapar en la zona de Charcani, se clasifica como categoría 1-A2, lo que indica que después de su tratamiento es apto para el consumo poblacional y recreativo.

Desde esta zona de Charcani hasta Vítor y Quilca, se encuentra en la categoría 3, que indica que es apto para el riego de vegetales y el consumo de los animales.