Microempresarios fijan agenda a ministro de la Producción, Bruno Giuffra

Anuncia fondo de 700 millones para créditos Pyme
Microempresarios fijan agenda a ministro de la Producción, Bruno Giuffra

Ministro Giuffra se reunió con empresarios locales.

13 de Mayo del 2017 - 11:18 » Textos: Mónica Cáceres » Fotos: Mónica Cáceres

Representantes de diferentes gremios de microempresarios se reunieron ayer con el ministro de la Producción, Bruno Giuffra y fijaron la agenda de lo que deberá ser tema de análisis en la cartera.

En rápido resumen, los problemas del sector se agruparon en los siguientes puntos: la falta de certificación o evaluación de las competencias empresariales, el registro sanitario (costos y tramitación), la competencia desleal de las importaciones de productos similares a bajo costo y, finalmente, la necesidad de acceso a fuentes de financiamiento.

El ministro Giuffra escuchó los requerimientos y se comprometió a su análisis, pero adelantó que ahora solo será necesaria la tramitación de un registro sanitario que califique los procesos en una determinada empresas y con valor sobre todos su productos. Lo segundo fue que en esta semana se reglamenta la norma que posibilita la disponibilidad de un fondo de 700 millones de soles para uso de las Pymes, sobre todo las afectadas por las emergencias del verano.

“Les puedo adelantar que ahora se puede trabajar con una sola habilitación sanitaria de una planta, lo que facilita la operatividad de las Pymes... en cuanto al financiamiento, esta semana terminamos de reglamentar la norma que nos dará posibilidad del uso de 700 millones para el financiamiento de las micro empresas, mejor aún, este fondo se puede ampliar a mil 100 millones más adelante”, señaló.

También precisó que se dará impulso a la conformación de nuevos Centros de Innovación Tecnológica (CITE) en regiones con la finalidad de impulsar los procesos productivos de las Pymes, mejorar su acceso al mercado y ayudarlos a optimizar su trabajo con la informatización.

DIÁLOGO. Giuffra mantuvo ayer por partida doble diálogo con productores locales, agrupados en la Cámara Pyme y en el CITE Textil Camélidos. La primera tuvo como finalidad la formación de una alianza estratégica para la competitividad entre las Pyme, universidades y el Estado, La segunda, dirigida a conocer la problemática del sector, se desarrolló en ambientes de la Universidad Católica de Santa María.

En esta última reunión, el representante de los industriales de cuero y producción de calzado, Fabricio Vásquez, hizo referencia a la falta de apoyo para los proyectos de manejo de los residuos de las curtiembres, pese al compromiso del Gobierno Regional para este caso. También pidió políticas de trabajo con los ganaderos para lograr materia prima de mejora calidad, lo que iría de la mano con la formalización de los ganaderos. En este sector se hizo referencia a la importación de calzado chino, cuyos precios han desplazado a los locales y copado las ventas, lo que ha causado que los fabricantes pierdan el 60% de su mercado habitual.

Para los empresarios textiles, la situación es la misma. Jacinto Sulca, comunero de Caylloma y criador de alpacas, dirigió la crítica hacia la ausencia de mercados y pidió que se les permita mayor participación en las compras del Estado, así como la mejora genética de la alpaca.

Juan Pepper, industrial en fibra de alpaca lanzó una alerta al ministro al referirse a la compra libre de fibra de alpaca lavada a productores locales por empresarios chinos, que regresan el producto acabado (prendas de vestir) a precios bajos. “Dentro de unos años no vamos a tener fibra para trabajar”, dijo el empresario, lo que de inmediato mereció una reacción del ministro, quien hizo que sus asistentes tomarán nota del caso.

Con los productores agropecuarios y de alimentos, los cuestionamientos estuvieron dirigidos a os procesos de certificación n y, en el caso de los comerciantes de quinua, en el acopio desde los clúster, que juntaron el grano peruano con el boliviano (de menor calidad) y que hizo que se les cierren muchos mercados. En todos los casos, la falta de fondos de financiamiento disponibles para ellos fue la constante.