Municipalidad de Arequipa obliga a vecinos a talar más de 200 árboles

Vecinos de Malecón Chili presentaron escrito a la Fiscalía de Prevención del Delito
Municipalidad de Arequipa obliga a vecinos a talar más de 200 árboles

Municipalidad de Arequipa obliga a vecinos a talar más de 200 árboles

22 de Junio del 2017 - 10:38 » Textos: Brenda Flores-Castro

Vecinos del Malecón Chili en Vallecito presentaron ayer una denuncia, ante la Fiscalía de Prevención del Delito, contra la Municipalidad de Arequipa (MPA), pidiendo que la institución se abstenga de su tentativa de usurpación, daños y alteración del ambiente.

Esto surge luego de que el 14 de junio, la representante de la oficina de Desarrollo Urbano de la MPA, Rosalía Loayza Aranzamendi, exigiera que en el plazo de 48 horas retiren las rejas y cerca de 200 árboles plantados por los mismos vecinos, ya que no contaban con la autorización para ubicarlos en la vía pública.

De lo contrario, según informaron los denunciantes, serían multados y sometidos a acciones legales.

El presidente de la Urb. Los Pinos, José Luis Barrionuevo Villalobos, manifestó que, según se le comunicó, esta área sería utilizada como vía provisional mientras se ejecuta la obra del Viaducto Salaverry, el cual forma parte del Sistema Integrado de Transportes.

HECHOS. En 1994 los vecinos del Malecón Chili, a donde van a dar las urbanizaciones Los Pinos, San Isidro, Los Álamos y La Arboleda, fueron víctimas de la crecida del río Chili, y cuatro viviendas terminaron destruidas. Por esta razón solicitaron a la comuna la construcción de un muro de contención; sin embargo, la falta de respuesta los obligó a colocar un relleno y plantar árboles que sirvieran como defensa natural.

Según afirmaron, esta área nunca fue una vía transitable ni pública, como se presumió.

“No estamos en contra del proyecto (Viaducto Salaverry), sino de la tala de los árboles y de que las cuatro urbanizaciones queden expuestas a la crecida del río”, indicó el dirigente vecinal.

600 familias de cuatro urbanizaciones temen ser víctimas de un suceso igual al de 1994.