Negociación entre Sedapar y minera está en un punto muerto

La mesa de trabajo está instalada, hace falta que la Junta de Accionistas se reúna y defina su posición para trasladarla al Directorio, que es la instancia de negociación con la minera.
Negociación entre Sedapar y  minera está en un punto muerto

Negociación entre Sedapar y minera está en un punto muerto

14 de Junio del 2019 - 13:08 » Textos: Mónica Cáceres » Fotos: Cortesía

Las negociaciones entre la Empresa Prestadora de Servicios de Saneamiento (EPS) Sedapar y Sociedad Minera Cerro Verde (SMCV) se mantienen en un punto muerto desde hace poco menos de un mes.El gerente de Asuntos Públicos y Comunicaciones de Cerro Verde, Pablo Alcázar, indicó que se busca dar cumplimiento a los convenios suscritos entre ambas instituciones y definir si Cerro Verde sigue operando y manteniendo la planta y los componentes a su cargo, o si paga por el agua a Sedapar. CONVERSACIONES. La mesa de trabajo está instalada, hace falta que la Junta de Accionistas se reúna y defina su posición para trasladarla al Directorio, que es la instancia de negociación con la minera. Lo que está en negociación es el quinto convenio específico suscrito entre ambos organismos y que tiene que ver con la ampliación del período de administración de SMCV sobre la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales (PTAR) La Enlozada y su entrega a Sedapar.“La autoridad a la que Cerro Verde tendrá que pagar por el agua tratada es la Autoridad Nacional del AGUA (ANA) o quien haga sus veces”, precisa el acuerdo inicial, porque hasta ahora no existe ninguna norma que establezca esta retribución económica, por ende, tampoco se han fijado tarifas. El documento agrega que, puesto que no había norma para esta obligación, ni la posibilidad de comercializar el agua residual tratada, se acordó que en tanto no se produzca una modificación al respecto, a partir del tercer año de operación, Cerro Verde se haría cargo del funcionamiento y mantenimiento de la PTAR, así como la línea de impulsión y la de descarga, hasta que se defina el marco legal para la comercialización del líquido y el monto o tarifa. El objetivo, agrega Alcázar, era garantizar que la PTAR no se detenga y siga administrando agua hasta que las partes se pongan de acuerdo. Sin embargo, cualquier cobro que se pudiera aprobar en adelante tendrá que tomar en cuenta las inversiones asumidas por Cerro Verde en la construcción de la planta, su operación y mantenimiento. Hasta ahora, este momento es de aproximadamente 550 millones de dólares, 500 en la construcción de la PTAR y 18 millones anuales por su operación.Estos puntos forman parte del preacuerdo que está en negociaciones y que debe definirse en las próximas semanas.

Lo más leído