Sacerdote acusado de tocamientos permanece en penal de Socabaya en Arequipa

Religioso fue capturado luego de ser incluido en la lista de los más buscados por el Ministerio del Interior
Sacerdote acusado de tocamientos permanece en penal de Socabaya en Arequipa

Sacerdote acusado de tocamientos permanece en penal de Socabaya en Arequipa

20 de Agosto del 2018 - 17:01 » Textos: Juan Guillermo Mamani

El escándalo de los abusos sexuales en el seno clerical ha puesto a la Iglesia Católica en una situación crítica, sobre todo porque a inicios de este mes se publicó una relación de 42 sacerdotes y un diácono condenados por la justicia civil o canónica, por estos delitos.

Perú se suma a los países donde las denuncias por pedofilia y abuso han sido persistentes. Pasando por el Sodalicio de Vida Cristiana, hasta las acusaciones contra los párrocos de diferentes órdenes, que han puesto en la “lista de los procesados” a no menos 10 de estos religiosos.

Uno de estos casos, reportado en Arequipa, es el del sacerdote José Santos Carranza Chavesta, acusado de tocamientos indebidos, y quien ya se encuentra internado en el penal de Socabaya gracias al programa de recompensas del Ministerio del Interior, que ofrecía una bonificación de 15 mil soles a quien posibilitara su detención. Fue detenido en junio último.

SU HISTORIA

El padre Carranza, como era conocido, fue acusado en noviembre del 2016 por uno de sus alumnos en el curso de Educación Religiosa en la Gran Unidad Mariano Melgar. Por esta situación, el Arzobispado de Arequipa lo suspendió del sacerdocio y fue denunciado ante el Ministerio Público y la Corte Superior de Justicia por el presunto delito de tocamientos indebidos. 

La fiscal a cargo de las investigaciones, Katherine Salazar, pidió 9 meses de prisión preventiva para el sacerdote, pero el juez Gino Valdivia (hoy suspendido por una denuncia de corrupción), ordenó solo comparecencia, y aunque la representante del Ministerio Público apeló a la decisión, el caso se vio recién en febrero del 2017, cuando el sacerdote ya había fugado.

Un mes después, el Ministerio del Interior lo incluyó en la lista de los más buscados, al tener orden de captura para su internamiento inmediato en el penal de Socabaya.

CLANDESTINIDAD

Las primeras informaciones policiales indicaron que el cura se escondía en Puno, de donde recibía constante información por parte de sus abogados, que tampoco revelaron su ubicación.

En su momento, su exabogado, José Arce Villafuerte, aseguró que Carranza era inocente, pues no se trataba de tocamientos indebidos, sino de unas cuantas palmadas que le dio su excliente al escolar por haberse portado mal. No obstante, reconoció que su situación empeoró cuando decidió huir de la justicia, pues se ordenó su captura inmediata. Carranza espera en Socabaya su sentencia.

OTROS CASOS

Denuncias similares o más graves fueron reportadas en el país. Aquí algunas de las recogidas en los últimos dos años:

Puno: En mayo del 2017 se presentó un caso contra el exmiembro de la CVR José Antúnez de Mayolo por abusar sexualmente de dos niños.

Ayacucho: La denuncia por violación la presentó una adolescente de 14 años contra el cura Félix Pariona Huacre.

Moyobamba: El hecho se reportó en el seminario para niños y adolescentes de la zona contra el sacerdote Santiago Martínez. Fueron cuatro los jóvenes que lo acusaron.

Arzobispado. Aún no termina el proceso clerical iniciado contra el sacerdote José Carranza Chavesta.

Lo más leído