Reconstrucción en Caylloma no avanza y pobladores viven entre escombros

A dos años del sismo en el valle del Colca que causó la muerte de cuatro personas. Según el alcalde, el avance solo fue del 10%
Reconstrucción en Caylloma no avanza y pobladores viven entre escombros

Reconstrucción en Caylloma no avanza y pobladores viven entre escombros

14 de Agosto del 2018 - 09:55 » Textos: Nelly Hancco » Fotos: Correo

Eran las 21:58 horas de un día como hoy del año 2016, mientras en la Ciudad Blanca las personas festejaban las vísperas del aniversario de Arequipa, en la provincia de Caylloma la tierra temblaba producto de una falla geológica en el distrito de Ichupampa.

El sismo de 5.2 grados de magnitud provocó que las personas abandonaran sus casas y pasaran la noche en plazas o patios.

Según el reporte del Centro de Operaciones de Emergencia del Gobierno Regional de Arequipa, el movimiento telúrico dejó cuatro personas fallecidas, tres eran de Yanque y una de Achoma. Además, se registraron 43 heridos, la mayoría eran de los dos distritos mencionados.

La noche de ese domingo 14 de agosto, 960 inmuebles se vieron afectados, 103 colapsaron, 932 predios fueron declarados inhabitables, porque tenían grietas o fisuras. Esto derivó en mil 256 familias damnificadas, que perdieron sus viviendas, y mil 160 familias resultaron afectadas.

También hubo daños materiales en infraestructura educativa, hidráulica y vías de comunicación.

OLVIDO

A dos años de aquella tragedia, los comuneros de los distritos afectados como Ichupampa, Yanque, Madrigal, Coporaque, Achoma, aún viven entre los escombros de lo que una vez fue una habitación de piedra y adobe, o entre las carpas temporales que recibieron por el Estado, pero que ya se encuentran desgastadas.

El alcalde de Caylloma, Rómulo Tinta, aseveró que solo se avanzó en 10% la reconstrucción de los inmuebles. “De las mil 149 que han sido calificadas por el Ministerio de Vivienda para ser reconstruidas, solo se ha mejorado la situación de 80 a 120 casas”, señaló.

Adicional a estas familias damnificadas, esperan que en la siguiente legislatura los congresistas aprueben la propuesta de ley para que las personas que no cuenten con títulos de propiedad de los predios que ocupan, que serían cerca de 500, también puedan ser favorecidas con la reconstrucción de las casas.

Quien también se pronunció por este “olvido”, fue la alcaldesa de Ichupampa, Rocío Paricela, quien cuestionó que el Ministerio de Vivienda entregara un módulo temporal de vivienda incompleto a una familia, y esta use una de sus paredes como colchón.

ESPERANZA

El burgomaestre del distrito de Coporaque, Valeriano Rojas Rosas, contó que 87 casas colapsaron en su jurisdicción y solo 10 se reconstruyeron. Aún faltan 77 y mantiene la esperanza de que en octubre desembolsen los recursos a las empresas para que empiecen con las edificaciones. 

La construcción de cada una de las viviendas financiadas por el Estado está valorizadas en 43 mil soles.

Fallecidos. En el terremoto fallecieron Antonia Sañayco (80), Dionica Checa (70), Damaris Checa Muñoz y el turista Vaum Ken Edan (66).

Falta liberar energía

En el último trimestre, en Arequipa no se registraron sismos de considerable magnitud que permitan liberar energía entre la placa de Nazca y la Continental.

El especialista del Instituto Geofísico de la UNSA, Víctor Aguilar Puruhaya, señaló que esta falta de temblores preocupa, porque la acumulación de energía podría desencadenar un terremoto de gran magnitud que podría causar daños considerables.

Según el reporte del Instituto Geofísico del Perú, de enero hasta ayer hubo 359 movimientos en el país.

SISMOS HISTÓRICOS

El temblor de 5.2 grados de magnitud del 2016 no fue el único que asustó a los arequipeños. Los registros del Indeci recuerdan que la Ciudad Blanca sufrió varios sismos con estragos. Los más recordados son los ocurridos en Arequipa: el terremoto del 21 de junio del 2001 con 74 fallecidos y el movimiento del 17 de julio del 2017, de 6.2 grados de magnitud en la provincia de Caravelí con una persona fallecida.

Pero según la historia, el 6 de agosto de 1913 hubo un terremoto de 7.7 grados en Caravelí, donde falleció una persona, el 24 del mismo mes pero del año 1942 también se movió la tierra con una magnitud de 8.4 grados en Camaná y el saldo fue 30 muertos. 

El 13 de enero de 1960 en Chuquibamba - Condesuyos fallecieron 63 personas tras un temblor de 6.2 grados. Víctor Aguilar cuenta que el 13 de agosto de 1868 hubo un terremoto de 9 grados y generó un tsunami. El evento destruyó Arequipa, pero también se sintió en Chile, Tacna, Moquegua e Ilo. En Caravelí fallecieron 30 personas y en Arica-Chile 300.

Lo más leído