Ruby es la nueva integrante de antidrogas en Arequipa

No hay droga que su olfato pueda dejar pasar, ella detecta cocaína, marihuana, LSD y pastillas
Ruby es la nueva integrante de antidrogas en Arequipa

Ruby es la nueva integrante de antidrogas en Arequipa

13 de Mayo del 2018 - 11:40 » Textos: Zintia Fernández

Una perra de raza labrador de seis meses detectó a inicios de abril último aproximadamente 45 kilos de alcaloide de cocaína camuflados en la parte delantera de un auto moderno.

Cerca a las 22:00 horas del 4 de abril empezó el trabajo de esta cachorra en el peaje de Atico, Caraveli. Los agentes del Área Antidrogas de Arequipa (Areandro) vieron un compartimento artesanal, colocaron un punzón a dicho espacio y salió impregnado del estupefaciente.

Rubí, como la llaman, es la nueva integrante de la familia del Areandro que a la fecha ha incautado más de 90 kilos con medio centenar de detenidos en lo que va del año.

Su olfato fino es capaz de detectar marihuana, cocaína, LSD, heroína y hasta dinero de procedencia dudosa escondido en los lugares más impensados.

El 6 de abril llegó a la sede del Areandro, ubicada en Mariano Melgar, con los seis detenidos que pretendían pasar 45 paquetes de alcaloide de cocaína. Para conseguir su cometido, una camioneta Pick Up con cuatro jóvenes a bordo cumplían la función de custodia, “liebre”. Circulaban más adelante y uno de ellos daba aviso a los ocupantes del segundo vehículo donde se encontraba el estupefaciente al llegar a lugares de control para evadirlos. Pero no consiguieron pasar del olfato de Rubí.

La perrita tiene medio año de vida y es entrenada en Arequipa. “Al encontrar la droga nos da una alerta de positivo para alcaloide que está ubicada en cualquier parte del vehículo”, explica la agente a cargo mientras trata de contener el entusiasmo de Rubí al bajar del vehículo que la trasladó más de ocho horas.

“Rubí está con todos. No es para uno”, bromea otro agente policial antidrogas satisfecho del trabajo que realizaron en Caravelí.

Los agentes recuerdan que la línea de canes antidrogas empezó con un perro llamado Black. Después llegó Zender. En el 2014 se conoció que del entonces llamado Departamento Antidrogas formaban parte Chiko, Sarko y Katy. Los dos útimos de raza belga malinois. Chiko es de la misma raza que Ruby.

Los canes han tenido meses de preparación para poner en jaque a narcotraficantes. Cada uno con un récord de detectar varios kilos de droga.

Es así que en diciembre del 2017, en dos intervenciones, agentes Antidrogas capturaron a tres varones, quienes transportaban 125 kilos de alcaloide de cocaína hacia Chile y Bolivia.

Katy ayudó en la ubicación de los ladrillos camuflados en caletas dentro de dos vehículos modernos.

Ella también viajó desde dicha provincia acompañando a sus “presas”, los presuntos integrantes de la banda “Los Duros de la Molina” y el cargamento que provenía del Valle de los Ríos, Apurímac, Ene y Mantaro (Vraem).

  • 3 razas son las escogidas para la detección de droga.
  • 6 canes forman parte del Área Antidrogas de Arequipa.

El olfato canino que no deja escapar nada

La Unidad canina Antidrogas de la Policía Nacional del Perú supera a los equipos de última generación en la detección de narcóticos que son incautados en el aeropuerto internacional Jorge Chávez de la ciudad de Lima, destacó la institución al evaluar resultados en el 2017.

Lo más leído