Siete personas responderán por préstamo a FBC Melgar

Jader Rizqallah Garib y José Suárez Zanabria quedaron fuera del proceso de lavado de activos
Siete personas responderán por préstamo  a FBC Melgar

Siete personas responderán por préstamo a FBC Melgar

18 de Noviembre del 2018 - 10:38 » Textos: Mónica Cáceres » Fotos: Correo

Son siete los involucrados en el caso de presunto lavado de activos en el FBC Melgar que sigue en curso desde el 2016. El Primer Juzgado de Investigación Preparatoria de la Corte está por fijar fecha y hora para el inicio del proceso, una vez que se resuelva la recusación al magistrado de parte de uno de los implicados.

Las investigaciones comenzaron en abril del 2016, cuando el órgano jurisdiccional formalizó de la investigación preparatoria contra 9 personas. Dos de ellas quedaron fuera del proceso en el último año.

Uno de ellos es Jader Harb Rizqallah, considerado el financista del club deportivo, y el segundo es José Suárez Zanabria, administrador del Melgar. El primero de ellos salió librado gracias a la denominada Casación de Arequipa de setiembre del 2017, y el segundo, por decisión del Primer Juzgado de Investigación Preparatoria de la Corte Superior de Justicia, del 14 de agosto de este año, al ordenar el sobreseimiento o su apartamiento del caso por falta de pruebas.

Sin embargo, el proceso tiene varias aristas, además del origen del dinero que Rizqallah entregó al FBC Melgar.

ANTECEDENTES

Todo comenzó el 5 de marzo de 2012, cuando la Superintendencia Nacional de Aduanas y Administración Tributaria (SUNAT) solicitó el inicio de una investigación contra el FBC Melgar por una deuda de 3 millones 566 mil 496 soles. Una semana después, INDECOPI emplazó a la organización deportiva y abrió el Procedimiento Concursal Ordinario, es decir, la reunión de los acreedores del Club y la identificación de los mecanismos que le permitiera a Melgar saldar su deuda de la mejor manera. El 9 de mayo de ese año, Carrizales & Vidal Abogados asume la administración del Club de manos de Henry Bustinza Vera. Este grupo de letrados se mantuvo a cargo del FBC hasta enero del 2014, cuando la Junta de Acreedores nombró como administrador a José Suárez Zanabria.

EL FINANCIAMIENTO

Según la investigación preparatoria, entre enero y julio de 2013, el Melgar suscribió contratos para recibir dinero con la empresa Mocar Desarollos SAC a cambio de la cesión de la transmisión de los partidos y pagos dinerarios, pero todo quedó nulo el 13 de julio cuando el FBC cerró el trato por pago anticipado de la deuda. Ese mismo día, el club firmó con Jader Rizqallah un trato para el préstamo de 651 mil 943 dólares y el contraprestación recibiría la titularidad de los derechos de transmisión, así como 737 mil 550 dólares. En noviembre se efectivizo otro contrato, esta vez por 540 mil 983.76 dólares, a cambio de la transmisión de los partidos y el pago de 660 mil 422.40 dólares.

En diciembre se constituyó con mil soles la empresa Inversiones Deportivas FBC Melgar, de Fernando Lanfranco Garrido Lecca y Riberto Celiz Bojorquez, teniendo como gerente a Renato Guerra Garib, primo de Jader Rizqallah, quien luego adquiere el 100% de esta firma.

Es esta la empresa que en marzo del 2014, dos meses después de que José Suárez Zanabria asumiera la administración del club, suscribiera un acuerdo con el FBC por 3 millones 14 mil 775 soles para pagar a partir del 15 de marzo del 2016. Dos días después, Rizqallah, a través de Inversiones Deportivas Melgar SAC, pagó la deuda del FBC a la SUNAT, por el mismo monto del préstamo.

No obstante, la SUNAT opinó respecto a esta negociación que el contrato no resulta atractivo para ningún inversionista, que “no identifica al inversionista en el Plan de Reestructuración aprobado y que no se establece de forma clara cómo y en qué momentos en cada año de vigencia del contrato se materializará la inversión de un millón de dólares, ni la procedencia de este dinero”.

LOS INVESTIGADOS

A saber, la lista de investigados incluye ahora a Julio Alfonso Vidal Villanueva, Carlos José Carrizales Recio y Luis Alejandro Mansilla López, como apoderados de Carrizales Vidal y Abogados. Renato Pedro Guera Garib, por gerente general de Inversiones Deportivas Melgar SAC. Carlos Antonio Camino Linares, gerente de MocarDesarrollo. Fernando Teodoro Lanfranco Garrido Leca y Roberto Ángello Celis Bojorques. Todos los sospechosos de lavado de activos.

SOSPECHAS

Además del presunto lavado de activos, la Fiscalía pone hincapié en la procedencia del dinero (524 mil dólares) que Mocar Transfirió a Melgar, además del hecho de ser una empresa con escasa actividad y que, sin embargo, realizó transferencias bancarias de importes significativos.

También que Inversiones Deportivas Melgar, teniendo como capital solo mil soles, fuera objeto de confianza de Rizqallah para una inversión de 3 millones de soles.

Las sospechas de lavado de activos se acrecientan con el hecho de que Pedro Guerra Garib tiene en su haber denuncias sobre libramiento indebido, defraudación de rentas de aduana, en tanto que Carlos Carrizales tiene denuncias por falsificación y estafa, y lo mismo que Julio Vidal Villanueva. La empresa Carrizales & Vidal afrontó en Lima también por lavado de activos.

La hipótesis fiscal es que el dinero se limpió en el movimiento entre empresas recientemente creadas con las que se firmaron los contratos de préstamos, pago de derechos televisivos y créditos futuros.

11 julio de 2013 el Melgar firmó el convenio con Jader Rizqallah

29 de julio se suscribió el segundo tratado con Rizqallah

Sala ratificó aplicación de Casación N° 92

La decisión de la jueza Danizta Chávez Herrera, del Primer Juzgado de Investigación Preparatoria y que dejo fuera del caso a José Suárez Zanabria fue reforzada por la Segunda Sala Penal de Apelaciones que rechazó la apelación de la Procuraduria y consintió que se haga extensiva a su caso la sentencia de la Casación N° 92 del 2017 y en consecuencia la improcedencia de acción por lavado de activos.

Antes de eso, en enero del 2018, el especialista de causas de la CSJ, Henry Amilcar Ramos, declaró fundado el pedido del administrador del Melgar para la aplicación de la Casación N°92-2017 que firmó el ahora prófugo exjuez César Hinostroza Pariachi.

Lo más leído