Una década de espera y no concluyen obra en el colegio Mayta Cápac (FOTOS)

El ambiente destinado al laboratorio se ha convertido en criadero de palomas y representa peligro para la comunidad educativa

01 de Abril del 2018 - 09:25 » Textos: Nery Alemán

Los habitantes del distrito de Maca, en la provincia de Caylloma, dificilmente podrán olvidar el paso de seis alcaldes, cuatro elegidos y dos por reemplazo; porque ninguno de ellos fue capaz de concluir la construcción de la sala de cómputo y el laboratorio de la Institución Educativa Mayta Cápac, obra pendiente desde hace una década.

Además de estar inconclusos, los ambientes se han convertido en criaderos de palomas y depósitos de heces, un grave peligro para los 41 estudiantes del nivel secundario y siete docentes que se ven obligados a respirar el polvillo fétido sin poder hacer nada.

¿Por qué hubo tantos alcaldes en tan poco tiempo? Para el periodo 2007-2010, resultó elegido Hugo Apaza Nina, un año después, la población le revocó el mandato y asumió en su reemplazo la entonces regidora Carmen Sánchez.

Terminada esa gestión, irrumpió en el ojo ciudadano un joven político, Edwin Gómez Gutiérrez, elegido para la gestión 2011-2014. No conformes con las decisiones de su autoridad, también lo pasaron por el frío filo de la revocatoria y se vio obligado a entregar el cargo a Yenny Chapi.

ALCALDE. En el proceso complementario, ganó Sixto Rosas que concluyó sin mayores contratiempos ni logros. Hoy gobierna Genobo Chapi Suyo, quien se ha salvado de similar proceso, tal vez porque es el único que se atrevió a retomar los trabajos iniciados por Apaza Nina en el 2008.

El director de la Institución Educativa Integrada N° 40390 Mayta Cápac, en donde estudian 82 menores en los niveles primaria y secundaria, Pedro Checca Huaracha, declaró a Correo que todas las gestiones habidas y por haber, con el propósito de hacer realidad los dos ambientes, debidamente equipados, las ha realizado y sin resultado.

Su último recurso fue denunciar el hecho a la Contraloría General de la República, el 15 de marzo último, pero al parecer todo quedará en nada pues la institución contralora solo actúa en acciones preventivas de inversiones millonarias, y en obras recepcionadas con el fin de determinar si se hizo o no mal uso de los recursos del Estado.

SIN SUSTENTO

No existe documentación oficial sobre el perfil o expediente de obra, así lo confirma el alcalde Genobo Chapi, quien culpa de todo al revocado Edwin Gómez Gutiérrez.

“Desde que lo sacaron a ese señor, ningún alcalde ha asumido responsabilidad porque como no hay documentos oficiales, nadie quiere tener problemas con la Contraloría, soy el único que se ha ariresgado y he destinado más o menos 50 mil soles por lo menos para hacer los acabados de la sala de cómputo”, refiere la autoridad edil.

En el documento remitido a la Contraloría, el director de la institución, confirma que el inicio de los trabajos ocurrió en el 2008, en el segundo año de gestión de Apaza Nina.

El presupuesto inicial se destinó a los dos ambientes y el equipamiento, aunque el expediente técnico realmente no fue socializado.

Como fue retirado de manera abrupta del cargo, su sucesora optó por no avanzar debido a esas deficiencias. Llegó el año 2011, tiempo de vacas gordas y los municipios accedieron a los recursos del canon minero.

Fue cuando Gómez Gutiérrez presupuestó 250 mil soles con la promesa de entregar a los escolares ambientes equipados y modernos, pero todo quedó en nada cuando la población le quitó el mandato.

CABLEADO

El área para informática, si bien tiene la estructura completa, carece de elementos sustanciales como pozo a tierra y cableado. La gestión de Chapi invirtió en acabados en piso y paredes, mobiliario, ventanas, cielo raso para evitar el intenso frío y vidrios en las ventanas.

El laboratorio está en casco gris, sin acabados. Falta colocar mayólica en las mesas de trabajo, grifería, pintar muros, cubrir pisos y adquirir los elementos necesarios para la investigación científica. También se requiere servicios higiénicos.

El alcalde calcula en 70 mil soles, el presupuesto adicional necesario, dinero no disponible este año. Por eso invocó a la gobernadora regional, Yamila Osorio, invertir en el tramo final y por fin hacer realidad el acceso de los escolares a una educación acorde con los tiempos.

LO ACUSA. Genobo Chapi, hizo saber que sobre su antecesor Gómez Gutiérrez, pesa una demanda para que esclarezca el destino del presupuesto retirado del canon minero en una obra inconclusa, ejecutada por administración directa.

“Él está denunciado, pero no le pasa nada, al contrario, después de salir de la alcaldía, se ha tomado el nombre de Asociación de Damnificados de Maca, pero en ese grupo solo están sus amigos, gente que trae de otros lugares y los disfraza con ropa maqueña y nos perjudica en la mesa de trabajo donde se está analizando el reasentamiento de Maca debido a los hundimientos”, afirma el alcalde.

En ese sentido, invocó a las autoridades del Gobierno Regional de Arequipa así como a los funcionarios de la Autoridad Autónoma de Majes, para que analicen bien antes de darle cabida al exalcalde Gómez porque los verdaderos damnificados tienen la representación de la comuna distrital y hasta el momento no han recibido beneficio alguno.

También se expresó apesadumbrado porque personas como el aludido actúan en provecho propio sin recibir las sanciones mientras él sufre la presión del pueblo que le exige completar los acabados de ambos ambientes y se ve imposibilitado de atender las demandas, ante la falta de recursos públicos.

RECURSOS. El presupuesto anual 2018 de Maca asciende a 626 mil 347 soles, por todo concepto. La ejecución tiene un avance de 62% de acuerdo al Ministerio de Economía y Finanzas.

2008 ese año se dio inicio a los trabajos en la institución educativa del distrito de Maca.

6 alcaldes pasaron por el distrito

Reasentamiento por hundimientos es esperado desde 1991

Maca es uno de los doce distritos de la provincia de Caylloma, en el año 1991 se registraron los primeros hundimientos y desde entonces el fenómeno no se ha detenido. El afán de un sector de los pobladores, es conseguir el reasentamiento a otra zona, y por eso surge el interés de ser trasladados al proyecto Majes. La decisión aún no ha sido tomada.

Lo más leído