Viaducto Salaverry: la persistencia de una trampa que puede ser mortal

Especialistas cuestionan falta de sustento técnico a obras de la Municipalidad Provincial de Arequipa
Viaducto Salaverry: la persistencia de una trampa que puede ser mortal

Viaducto Salaverry: la persistencia de una trampa que puede ser mortal

27 de Agosto del 2018 - 11:12 » Textos: Brenda Flores-Castro » Fotos: Difusión

Poca seriedad, problemas en el sustento técnico y errores en la concepción del proyecto integral, son solo algunos de los inconvenientes que rodean a los planes viales de la Municipalidad Provincial de Arequipa (MPA), como son el viaducto Salaverry y el intercambio vial Juan de la Torre.

A juicio del ingeniero especialista en transportes, Elvis Jump, el Sistema Integrado de Transportes (SIT) en conjunto partió mal y la prueba es que ha terminado inconcluso en cuestiones judicializadas (en lo relacionado a la concesión de rutas), y en esto se incluye el viaducto Salaverry, que en síntesis es “una trampa mortal”.

CAMBIOS

El proyecto ha sido modificado en la municipalidad de manera sustancial. Lo que se estimó en inicio fue un túnel de un solo sentido que se hundía en la esquina de Quirós con Salaverry, e iba hacia el malecón de Socabaya y salía en el mercado El Palomar. Resulta que ahora nos encontramos con un túnel de dos carriles que no termina en Salaverry, sino que, sorprendentemente, aparece en Vallecito, lo que no se había visto nunca antes”, dijo Jump en reciente conferencia.

Sin embargo, la comuna no acató la norma que indica que está prohibida la modificación de proyectos que ya hayan sido admitidos en expedientes técnicos detallados.

Agrega que el modelo de túnel no es aplicable para el alto flujo vehicular que se podría tener en esta vía.

El túnel diseñado por la MPA, de acuerdo al expediente técnico del 2014, con un diseño con curva y contracurva en una sección muy pequeña entre el malecón Socabaya y Salaverry, es mortal. “Es una irresponsabilidad mayúscula, eso nunca se hace y el ingeniero que hizo eso debe responder a la justicia”, agregó Jump. Curiosamente, el mismo documento precisa que para evitar complicaciones se recomienda señalización.

Otra de las fallas es que se trata de un túnel de doble carril y doble sentido, cuando en realidad deberían haber sido tubos diferentes, aislados. A esto se suma la falta de bermas laterales, y veredas de tres metros para emergencias. Si un auto se malogra, simplemente por falta de este espacio, la vía se cierra. Tampoco hay vereda para la salida de emergencia de peatones.

OPOSICIONES

El exdirector de Cultura, Franz Grupp, abierto opositor a los proyectos del viaducto Salaverry y al de Juan de la Torre, fue enfático al señalar que estas obras están muy mal planteadas técnicamente y son de riesgo para la vida y salud de las personas, lo que se intentó corregir con las observaciones de Cultura a la comuna, ahora salvadas con la salida de Grupp.

Explicó que el lunes 20 recibió en su despacho el expediente de levantamiento de observaciones al proyecto de Juan de la Torre, en el que se debió incluir el proyecto completo del SIT y el Plan de Desvíos (a ejecutar con las obras), pero ninguno de estos puntos fue considerado. Lo que sí se entregó antes fue un cuadernillo de 30 hojas con el Estudio de Impacto Ambiental, donde se anotaron cuatro conclusiones.

Correo pudo ver estas conclusiones hace unos días. La primera señala (a la letra): “Para el presente Estudio de Impacto Patrimonial de Cultura, y de acuerdo al caso estudiado, es relevante indicar que en la ciudad de Arequipa presenta problemas para identificación de las áreas patrimoniales, ya que no cuentan con un listado adecuado al patrimonio arquitectónico y al desconocimiento de este” (Sic).

Siguen otras dos conclusiones, una de tres líneas y otra de cuatro. La final señala (a la letra): “Las fiestas religiosas que se llevan a cabo dentro de las áreas de influencia del proyecto no serán impactadas de manera directa, ya que por el tiempo de duración del proyecto pueden ser manejadas y transmitidas de forma que no afecten la fe de los participantes” (Sic).

A las oposiciones de Jump y Grupp se han sumado las observaciones de los colegios profesionales de Ingenieros y Arquitectos, además de los vecinos de Vallecito, lo que debería ser suficiente para que la Municipalidad Provincial de Arequipa comience a contemplar la necesidad de revisar ambos planes de manera urgente, en lugar de insistir en su ejecución, contra viento y marea.

Problema. No se ha contemplado un sistema de control y atención de emergencias en el túnel

Lo más leído