​Vivir en un hogar cargado de violencia aumenta el riesgo de maltrato en las mujeres

Estudio presentado por Universidad Católica San Pablo revela condiciones que propician los ataques
​Vivir en un hogar cargado de violencia aumenta el riesgo de maltrato en las mujeres

​Vivir en un hogar cargado de violencia aumenta el riesgo de maltrato en las mujeres

25 de Noviembre del 2017 - 12:22 » Textos: Correo » Fotos: UCSP

Una niñez rodeada de violencia y tener una pareja alcohólica incrementan la probabilidad que una mujer sea atacada por su pareja. Así lo dio a conocer el director de Instituto para el Matrimonio y la Familia de la Universidad Católica San Pablo (IMF-UCSP), Rodolfo Castro Salinas.

Según uno de los últimos estudios realizados por la casa superior de estudios, los factores de riesgo para las víctima de violencia se dividen en ocho. “Si una mujer tiene su pareja que consume alcohol al grado de embriagarse, la probabilidad de ser agredida física, verbal y sexualmente se incrementa en 8.6%” (ver imagen), dijo.

A esto se suma el bajo nivel educativo y económico de la mujer, lo que incrementan su vulnerabilidad en 1.4 veces más. Esta estadísticas son basadas en el último estudio realizado por la Encuesta Demográfica y de Salud Familiar (Endes) donde se encuestó a 19 mil 131 féminas cuyas edades fluctúan entre los 18 y 45 años.

RESIDENCIA. Las zonas donde se viven también puede influenciar en los casos de violencia. “Muchos dicen que los que viven en zonas rurales sufren mayor violencia, sin embargo, son en las zonas urbanas donde existe más casos debido al estrés en el que se vive. En las ciudades la probabilidad se incrementa en 1.16 a diferencia de en el campo”, acotó.

Según Castro Salinas, hay mayor incidencia entre convivientes. “Hay una falta de compromiso, porque en la convivencia solo se esta “a prueba”, no hay nada decidido y eso influencia mucho en los casos de violencia”, acotó.

NIÑEZ.- Según Endes, una niña que percibió agresiones de parte de sus padres incrementa en 1.5 la probabilidad de ser ataca en el futuro, la probabilidad es de 1.3. “La niña asocia la violencia como algo normal en las parejas y cuando es adulta, permite ser agredida por su pareja”, añadió.

La propuesta para solucionar este problema en una pareja o hacia la mujer, según el Instituto de Matrimonio y la Familia de la UCSP, se basa en una óptica educativa y fortalecimiento de la familia. 

“En el grado instructivo, se tiene que hace entender a la niña de sus derechos, dignidad, amor propio y fortalecer la familia como ente formativo del carácter del menor”, acotó. El estudio también arrojó que las mujeres cuyos esposos son mayores por 5 o más años tienen 26% menos probabilidad de ser agredidas, en contraste a aquellas cuyas parejas tienen la misma edad.