Chofer queda al borde de la muerte luego de recibir potente descarga eléctrica

Sufrió graves quemaduras en la cabeza, cuello y manos
Chofer queda al borde de la muerte luego de recibir potente descarga eléctrica

Chofer queda al borde de la muerte luego de recibir potente descarga eléctrica

22 de Diciembre del 2017 - 09:44 » Textos: Miguel Núñez » Fotos: Miguel Núñez

Un terrible y doloroso accidente sufrió Mario Cuadros Calderón, de 28 años de edad, luego de recibir una potente descarga eléctrica al momento de chocar con un cable de alta tensión en la carretera Ayacucho – Huanta, a la altura del distrito Pacaycasa (Huamanga).

Al promediar las 9:00 de la mañana de ayer, el joven que trabaja transportando pollos hacia el valle del Río Apurímac, Ene y Mantaro, decidió subir a la parte superior de su camión marca Hino para acomodar la toldera. En ese instante ocurrió el lamentable hecho y cayó mal herido sobre las jabas.

LA heroína. La pobladora que habita en la zona, Vanesa Sotomayor Urcuhuarancca, fue la primera en percatarse del incidente y sin dudarlo corrió hacia el vehículo con placa de rodaje AOH-825 para auxiliar al infortunado.

Cuando inició a atender al joven también recibió una pequeña descarga, debido a que una parte de su cuerpo continuaba en contacto con el cable; por ello, regresó a su vivienda en busca de una soga para retirarlo.

Según narró la mujer, no le importó arriesgar su vida con tal de salvar al chofer, quien daba fuertes gritos de dolor. Una vez que logró su objetivo pidió ayuda y felizmente apareció una camioneta con el cual lo trasladaron al establecimiento de salud.

El personal que lo atendió lo estabilizó y a falta de una ambulancia, lo subieron a la tolva del vehículo de la Municipalidad Distrital de Pacaicasa y lo trasladaron hacia el Hospital Regional de Ayacucho (HRA).

De acuerdo a los médicos especialistas, la condición de salud es muy delicada y hasta el momento permanece en coma, por eso lo hospitalizaron en la unidad de cuidados intensivos, donde esperan que pase un milagro para que logre recuperarse.

Producto de la descarga, el cuerpo sufrió graves quemaduras de tercer grado en la cabeza, cuello y brazos.

Mientras esto ocurría sus familiares vivían un terrible drama por la preocupación.